Relaciones sin sexo, la nueva moda que cada vez practican más parejas y lo que hacen para conseguirlo

Mikhail_Kayl / Shutterstock

Una de cada cinco parejas de más de 50 años confiesa no mantener relaciones sexuales con su pareja. ¿Es posible una relación sana y satisfactoria sin sexo? Nuevos estudios parecen haber cambiado notablemente lo que se creía hasta ahora.

Amor sin sexo, ¿de verdad existe?

Siempre se ha pensado que si una pareja no mantiene relaciones sexuales es porque hay algún problema entre ellos. Si no hay pasión, no hay amor… Pues nuevos estudios han llegado para poner en duda estas afirmaciones.

Hay parejas que no tienen sexo y afirman sentirse completamente felices y realizadas. De hecho, según ciertas investigaciones entre un 10 y un 20% de las relaciones románticas en Estados Unidos no practican sexo.

En España, el 57% de las parejas entre 50 y 87 años aseguran no tener sexo y no echarlo en falta. Y esto podría ser una estimación a la baja, ya que muchos no se atreven a confesarlo debido a la obsesión de la sociedad con el tema del sexo.

Acuerdo mutuo

No existe una regla básica que defina lo que es suficiente en cuestión de sexo. Lo que para unos puede ser mucho, para otros puede ser escaso. Lo único importante en este tipo de casos es que ambas partes estén de acuerdo.

El motivo por el que las parejas dejan de tener sexo puede ser muy diverso. Puede ser una pérdida de deseo sexual por parte de los dos, que la satisfacción sexual se haya interrumpido por algún motivo, como puede ser un embarazo o algún problema de salud,…

Si hay acuerdo, ¿hay algún problema?

Hay quiénes afirman que la falta de sexo puede suponer un distanciamiento físico y emocional. El sexo tiene innumerables beneficios para la salud, es relajante, previene el estrés, prolonga la vida, protege la salud cardiovascular y libera endorfinas. Además, de unir a la pareja y formar lazos de confianza entre ellos.

Sin embargo, si ambos miembros de la pareja tienen un deseo sexual bajo y sus necesidades están siendo cubiertas, pueden tener un matrimonio perfectamente feliz. Las parejas se abrazan, se acarician, se dan la mano,… que son otras formas de mantener la intimidad.

Flickr

En estas cuestiones, como en todas las que se pueden dar dentro de una pareja, la solución debe ser consensuada por ambos miembros. Si a alguien le funciona, no hay nada que los demás podamos objetar. No todo el mundo le da importancia a las mismas cosas.

Imagen de portada: Mikhail_Kayl / Shutterstock
Fuente: wikipediaverywellmindelcomercio

Y tú, ¿Qué opinas?