Los médicos definen el tiempo exacto a partir del cual un hombre deja de ser eyaculador precoz

Si precoz tiene como definición que ocurre o sucede antes del tiempo que se considera habitual o necesario, y eyaculación es la expulsión de un fluido biológico, próximo o en el momento del orgasmo, la eyaculación precoz… ¿debería ser la triste condición por la que un hombre patético nunca podrá satisfacer a una mujer?

Al menos, eso es lo que puedes sentir cuando sucede. Pero, ¿existe una definición médica real para definir cuándo estamos ante una eyaculación precoz? Después de todo, que una persona sea precoz o no puede depender bastante de la percepción de cada uno. ¿Resulta precoz para ti o tu pareja? ¿Qué pasa si no hay pareja? ¿Cómo de precoz tiene que ser para que se considere precoz?

Resulta que sí hay respuestas a todas estas preguntas, pero solo si eres hombre heterosexual que tiene sexo vaginal.

Según el urólogo y experto en salud sexual, Joshua González, se considera que una eyaculación es precoz cuando tiene lugar antes de que pase un minuto una vez que la penetración vaginal haya comenzado.

ivan_kislitsin / Shutterstock

Visto de esta manera, cualquiera que dure más de un minuto no es técnicamente prematuro, solo decepcionante.

Además de la regla del minuto, solo se considera eyaculación precoz si además causa algún tipo de angustia para que el hombre, su pareja o para ambos.

Esta definición es relativamente nueva, pues fue establecida en 2013 por la Sociedad Internacional de Medicina Sexual. Aunque la regla del minuto parece un tanto arbitraria, González explica que se definió así para eliminar la definición subjetiva que había tenido hasta entonces. Por lo general, “el objetivo de la ciencia es definir las cosas para que puedan clasificarse y tratarse“, explicaba González.

Sin embargo, dado que esta definición médica generalmente se basa en las experiencias de hombres heterosexuales, ¿significa que si eres gay o tienes sexo oral, anal o de cualquier otro tipo, no puedes sufrir eyaculación precoz?

Nutlegal Photographer / Shutterstock

Técnicamente, sí. Pero González explica que sería difícil encontrar a alguien que lo defina así en la práctica. “No hay duda de que es una definición problemática”, decía González, “pero es la única que tenemos”.

La frecuencia con que se experimenta es un factor importante en la definición, ya que solo se consideraría que un hombre es eyaculador precoz si le ocurre “la mayoría” de las veces.

También está la cuestión de cuánto tiempo se lleva experimentando esta afección. Hay dos grupos de personas que la padecen: aquellos con una afección “permanente“, donde esto siempre ha sido un problema, y ​​aquellos que la han “adquirido“. En este último caso, la regla de un minuto no se aplicaría.

¿Qué causa la eyaculación precoz?

ECOSY / Shutterstock

Existe muchas razones que podrían dar lugar a esta afección. Podría ser debido a un problema de origen genético, un problema físico, a la ansiedad que produce el miedo de no rendir en la cama, y, por supuesto, que haya pasado mucho tiempo desde la última vez que se tuvo relaciones, o dicho de otra manera, estar demasiado excitado.

Debido a que la causa suele estar relacionada con la excitación, los tratamientos tratan básicamente de la supresión de esa emoción. “Se pueden recetar antidepresivos, ya que uno de los efectos secundarios es la eyaculación retardada”, explicaba González. Esto se debe a que aumentan los niveles de serotonina, lo que produce un efecto negativo en la excitación sexual.

En otras ocasiones se receta un opioide que retrasa la interacción entre el pene y el cerebro, y otras veces se receta un medicamento similar a la Viagra, de modo que incluso si alguien eyacula “antes de tiempo”, estará listo para un segundo asalto poco tiempo después.

Antonio Guillem / Shutterstock

“La eyaculación precoz es una de las cosas más difíciles de tratar en la salud sexual porque no hay medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos y no hay tratamientos que funcionen para todo el mundo”, explicaba González.

Además, dado que la salud sexual no se considera una prioridad, resulta muy difícil obtener financiación por parte del gobierno para estudiar este problema. Por no hablar de que los estudios resultarían muy incómodos para todos los involucrados.

En resumen, sin un medicamento aprobado expresamente para este propósito y la poca inversión que se realiza, es probable que el problema de la eyaculación precoz no cambie durante un tiempo.

Aunque González afirma que hay un método del que probablemente hayas escuchado que puede valer la pena intentar. “En realidad no hay datos que prueben esto, pero muchas veces les digo a mis pacientes que no pierden nada haciendo un “trabajito manual” antes de tener sexo con su pareja”.

¡Comparte la verdadera definición de eyaculación precoz con todos tus amigos!

Fuente: Melmagazine