Los 4 Pasos infalibles para provocarle orgasmos múltiples a tu pareja en una sola noche

Proporcionarle un orgasmo a tu compañera ya es motivo de celebración, sin embargo, cualquier mujer que pueda llegar al clímax durante el sexo una vez, probablemente quiera repetirlo en más ocasiones.

Lo cierto es que es un regalo biológico. Tú tienes que esperar a que pase el “tiempo de recarga” antes de que puedas estar listo para la segunda ronda, sin embargo, las mujeres no parecen experimentar ese mismo tiempo de descanso obligatorio. Y es que, ojo al dato: una mujer puede alcanzar una segunda ola de placer en tan solo 1 minuto.

Aún así, solo porque ella esté preparada para llegar al orgasmo dos veces, no significa que lo haga. De hecho, diversos estudios sugieren que solo del 14 al 40 por ciento de las mujeres han tenido más de un orgasmo en una sola sesión.

¿Cómo puedes ayudarla a ser una de las afortunadas?

Art_Photo / Shutterstock

Primero, asegúrate de que eso es lo que ella quiere. Algunas mujeres prefieren quedarse abrazaditas a su pareja después de llegar al clímax en lugar de ser presionadas a repetir.

Por otro lado, recuerda que cada mujer es un mundo, y por lo tanto, la forma en que pueden lograr llegar a un orgasmo puede ser totalmente diferente.

Pero tranquilo, no te vengas abajo. Aunque es cierto que no hay un método infalible para hacer que tu chica se retuerza del gusto, sí que existen unos consejos muy efectivos que pueden aumentar tus posibilidades de duplicar o triplicar su placer.

Paso 1: Crea mucha tensión sexual

VGstockstudio / Shutterstock

Aunque el deseo sexual es el precursor de cualquier actividad sexual, en algunas ocasiones, una tensión sexual desmedida es justo lo que necesita la chica para alcanzar un orgasmo adicional.

Es como cuando estás hambriento, que primero te comes el primer plato y luego vas a por el segundo y el postre con las mismas ganas. “Es importante que consigas mantener su excitación cuando su cuerpo comienza a relajarse después de haber tenido el primer orgasmo”, decía Amie Harwick, autora de The New Sex Bible for Women.

Empieza a coquetear con ella bastante antes y con frecuencia: envíale un mensaje provocador por la mañana, juega debajo de la mesa durante la cena y no dudes en darle algunos arrumacos. Para cuando lleguéis a la cama, ella debería estar “hambrienta” de sexo.

De esta manera, cuando llegue a su primer orgasmo, puede que aún esté excitada durante unos segundos.

Paso 2: Mantenla al ralentí

4 PM production / Shutterstock

Después de llegar al clímax, dale un breve descanso al clítoris ya que se vuelve súper sensible, pero no detengas la acción por completo.

Tómate unos dos minutos para besarla y disfrutar de sus pechos, su culo o cualquier parte que te guste no genital. Puedes susurrarle al oído lo hermosa que se ve desnuda o lo bien que te hace sentir.

¿Cuál es tu objetivo? Mantenerla en un estado de semi-excitación para que no tengas que empezar de cero cuando intentes llevarla a su segundo orgasmo.

Paso 3: Second round

4 PM production / Shutterstock

Después de que una mujer experimente un orgasmo, la sangre que se dirige a sus genitales durante el sexo se mantiene ahí haciendo que sea más fácil para ella alcanzar el clímax de nuevo.

Puedes prepararla para el segundo asalto diciéndole algo excitante como: “¡Estuvo increíble! ¡Necesito repetirlo de nuevo!”

Luego vuelve a poner tu atención en sus genitales. Comienza con un toque ligero. Trata de pasar tu dedo o tu lengua suavemente sobre su clítoris y luego realiza una estimulación a un ritmo cada vez más rápido e intenso hasta que esté lista.

Paso 4: Prueba un plan diferente

Artem Furman / Shutterstock

No hay nada de malo en seguir con lo que funciona, pero también puedes intentar llevarla al orgasmo poniendo tu atención en una zona erógena diferente.

Esto puede ser muy útil si su clítoris aún no se ha repuesto por completo. Además, la novedad fomenta la liberación de dopamina que le hace sentir bien y que puede ayudarla a llegar al orgasmo más rápido. Apunta a su punto G con posiciones como la mujer arriba o la postura del perrito.

¿Te sientes con suerte? Ciertas investigaciones sostienen que algunas mujeres pueden alcanzar el clímax a partir de la estimulación del pezón. Para ello traza círculos en sus pezones con tus dedos o tu lengua lentamente, aumenta la presión sobre la marcha y prueba a chuparlos.

¿Quieres subirlo otro nivel? “Estimula el área entre la vagina y el ano con la lengua”, sugiere Ava Cadell, autora de Idiot’s Guides: The Kama Sutra. Algunas mujeres lo encuentran alucinante, aunque primero deberías consultarlo con ella.

¡Prueba estos consejos y regálale la noche de sexo más placentera a tu chica!

¡Comparte estos consejos con todos tus amigos!

Fuente: Menshealth