Las 6 Prendas que jamás deberíamos ponernos en una noche de sexo para no fastidiarla en la cama

VGstockstudio / Shutterstock

La sensualidad consiste más en la actitud que en el físico: sentirte sexy, a gusto con tu cuerpo, independientemente de tus medidas o tus imperfecciones lo es todo. Por eso lo que te poner, la lencería que usas para las noches de pasión dice mucho sobre ti.

Lo que dices con la ropa interior que usas para tus noches de pasión

Por qué nos ponemos o quitamos

Al igual que la a ropa, la imagen que das al exterior de ti mismo dice mucho de quién eres o de tu actitud, la ropa interior puede ejercer una gran influencia sobre nuestra sexualidad. Aunque no lo creamos, las prendas íntimas pueden ayudarnos a potenciar, o por el contrario arruinar por completo una noche de pasión.

Hay quiénes opinan que “total, para lo que me va a durar puesta”. Sin embargo, por suerte, es más divertido ir despojándose de las prendas poco a poco. Eso de empezar directamente como viniste al mundo, no está de moda.

La clave está en ir jugando con lo que se enseña, lo que se esconde y lo que se adivina, nunca dejando de lado la imaginación y la fantasía. Pero, ¿cómo lo hacemos? Y sobre todo, ¿por qué?

Un estudio del 2010 de The Telegraph revelaba que un 48% de las mujeres prefieren dejarse alguna prenda de ropa durante la relación sexual y, que dentro de este grupo, el 54% lo hace porque eso le hace sentirse con más confianza. El 61% de las encuestadas prefiere mantener relaciones sexuales con las luces apagadas, y la mayoría de ellas se niega a quitarse el sujetador.

Qué ponerse

Ilya Andriyanov / Shutterstock

La prenda estrella es, sin duda, el liguero. Pero si hay una prenda fetichista por excelencia, eso son los tacones de aguja. En el caso de los hombres, la cosa es más complicada. Quizás tengas más claro lo que menos atractivo te resulta: un hombre desnudo pero con calcetines. Sin embargo, parece que este estudio no lo tiene tan claro.

Un experimento sobre sexualidad efectuado en la Universidad de Groningen, Holanda, escaneó la emisión de positrones de los cerebros de 13 mujeres y 11 hombres, para saber como actúan durante el orgasmo. Comprobaron que, tanto a ellos como a ellas les era más fácil llegar al clímax cuando llevaban los calcetines puestos. Quizás haya que replanteárselo.

En cuanto a los accesorios, las vendas, las esposas y las pezoneras, gracias a la moda de lo vintage, se encuentran entre los más vendidos.

Qué no ponerse

Para ellos

George Rudy / Shutterstock

Tanga

Casi todas las mujeres coinciden en que es una prenda que nunca deberían usar.

Calzoncillos “graciosos”

Esos que llevan, por ejemplo, una trompa de elefante o con mensajes picantes. ¡Un absoluto no!

Demasiado flojos o demasiado apretados

Muchos chicos no tienes muy claro la talla de ropa interior que usan por eso los llevan enormes o muy ajustados. ¿De verdad es tan difícil?

Para ellas

Svitlana Sokolova / Shutterstock

Ropa interior color carne

El nude es un color que no apasiona demasiados a los hombres. Así que mejor cambia de color si quieres impresionarle.

Prendas comestibles

Puede estar gracioso como broma, pero los diseños son horribles.

Panties

Especialmente cuando son de color carne y por encima del ombligo. Mejor sustituirlos por medias con liga.

Por supuesto, lo más importante es ponerte prendas que te hagan sentirte a gusto contigo mismo, y para gustos los colores. Estas son simplemente unas recomendaciones sobre lo que más les gusta al género opuesto.

Imagen de portada: VGstockstudio / Shutterstock
Fuente: The Telegraph / Universidad de Groningen

Y tú, ¿Qué opinas?