Las 10 Posturas Sexuales que más placer da a los hombres para alcanzar el orgasmo

George Rudy / Shutterstock

En el tema del sexo, cada uno tiene sus gustos y preferencias, sin embargo hay ciertas posturas sexuales que triunfan entre el género masculino, especialmente aquellas en las que tienen una gran excitación visual.

Si quieres disfrutar al máximo de tus encuentros íntimos y hacer que tu pareja enloquezca de placer, tienes que conocer esta posturas.

Las 10 posturas sexuales más placenteras para los hombres

Gengwit Wattakawigran / Shutterstock

El Sometido

El hombre se tumba bocarriba, y la mujer se sienta sobre él, dándole la espalda. Esta postura les encanta porque tienen una perspectiva completa de la espalda de la chica.

El Perrito

Mandarin Films / FOZ

Las razones del éxito de esta postura entre el género masculino se debe principalmente a la profunda penetración trasera, a la sensación de control y a la estimulación de la vista y la imaginación, lo que la hace extremadamente excitante.

El Misionero

Photographee.eu / Shutterstock

Aunque suene a clásico, es una de las posturas más placenteras para el hombre. Les permite una penetración profunda y control del ritmo. Además, el recorrido es muy natural.

El Dragón

Ella se tumba sobre una almohada, a la altura del hueso púbico. Esta postura provoca por un lado un movimiento circular muy satisfactorio, y por otro, el contacto con los glúteos que aumentará el nivel de excitación.

La Butaca

bezikus / Shutterstock

El hombre se debe sentar flexionando las rodillas y apoyando la espalda sobre un cojín. La mujer se sienta de frente a él, apoyando las piernas sobre sus hombros. Es una postura un poco difícil, pero precisamente eso, y el hecho de ver cómo su pareja disfruta, es lo que hace esta postura tan placentera.

El Loto

4 PM production / Shutterstock

El hombre se sienta, con las piernas cruzadas, mientras ella se sienta encima suyo y abraza su torso. En este caso es la chica la que lleva el ritmo. El contacto entre ambos cuerpos lo volverá loco.

El Trapecio

La mujer debe estar tumbada, y él se sienta al borde de la cama, por ejemplo, atrayéndola hacia él y dejándola caer ligeramente. El hombre es el que va marcando el ritmo. Aunque no es de las más fáciles, y requiere de cierto equilibrio, el sexo es muy intenso y pasional.

De Pie

Anna Gribtsova / Shutterstock

El hombre la coge colocando sus manos en la base de sus muslos. Ella tiene que mantener las piernas cerca de sus muslos, y colocar las manos en sus hombros. Es cierto, que para llevarla a cabo, él tiene que tener la fuerza suficiente para sujetarla y mantener el ritmo, pero el esfuerzo vale la pena.

La Mariposa

La mujer se coloca en un lugar elevado, y coloca sus piernas sobre los hombros de él. El hombre pone las manos debajo de sus caderas para mantener el control de los movimientos. El hecho de levantar el cuerpo, hace que la penetración sea más profunda.

El Molino

Nemanja Novakovic / Shutterstock

El hombre se tumba bocarriba, y ella se tiene que sentar sobre él, girando su cuerpo 180º. No es precisamente sencilla, pero el placer será máximo.

Estas posturas harán que cualquier hombre se vuelva loco de placer, pero por supuesto, permitiendo que ella también disfrute del encuentro. ¿Te atreves a probarlas?

Imagen de portada: George Rudy / Shutterstock
Fuente: simpecado / uncomo / doctissimo

Y tú, ¿Qué opinas?