7 Razones por las que deberíamos tomar una taza de té antes que un café

Enlace patrocinado

La mayoría de la gente necesita beberse una taza de café para empezar el día con energía. Pero, ¿sabes que si la cambiáramos por una de té obtendríamos muchos más beneficios?

Los investigadores le atribuyen grandes beneficios para la salud provenientes de los polifenoles y los fotoquímicos. Aunque la mayor parte de la población se decanta por el café, cada vez son más los que se apuntan a esta saludable bebida. ¿Y tú con cuál te quedas?

Algunas razones para elegir una taza de té en lugar de una de café

Previene algunos tipos de cáncer

Enlace patrocinado

Se ha descubierto que el té puede detener ciertos tipos de células cancerígenas en crecimiento. Los antioxidantes que contiene ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo, toxinas que pueden llegar a convertirse en células cancerosas. Además, el té ayuda a tu sistema inmune a mantenerse “en forma”.

Reduce los niveles de estrés

Antonio Guillem / Shutterstock

Realmente no se conoce demasiado bien la causa física que hay tras esto, pero lo cierto es que muchas personas se sienten más relajadas después de tomarse una taza de té. El té se ha utilizado y se sigue utilizando a día de hoy como una herramienta de unión arraigada especialmente en algunas culturas, como la inglesa.

Además, se ha descubierto que en concreto el té verde funciona como un antidepresivo, por lo que tomar una taza al día podría ayudarte a impulsar tu estado de ánimo.

Enlace patrocinado

Ayuda a bajar de peso

Roman Pelesh / Shutterstock

El té verde puede ser de ayuda a la hora de perder unos kilos. Esto se debe a que activa tu metabolismo haciendo que gastes más energía, a la vez que no aporta gran cantidad de calorías, en comparación al resto de bebidas carbonatadas que solemos tomar cuando estamos sedientos.

Te aporta energía

Enlace patrocinado

Aunque todo el mundo cree que una taza de té contiene menos cafeína que una de café, esto no es realmente cierto. El té tiene la misma cantidad de cafeína que el café y ambos son estimulantes. Lo que ocurre es que el café tiene un efecto depresivo más fuerte, reduce tus niveles de energía, mientras que el té no. Con el café el aporte de energía es más alto, pero también muy corto.

Te ayuda a hidratarte

Aunque el café también te ayuda a mantenerte hidratado, el té tiene la ventaja que es prácticamente agua con sabor, lo que lo hace más eficaz para reemplazar los líquidos que pierdes cuando sudas. Además, al mantener tu piel hidratada, estará más suave y flexible y por lo tanto, evitará los signos de envejecimiento.

Es bueno para los huesos

ArtFamily / Shutterstock

Un estudio australiano descubrió recientemente que las personas que beben té de forma regular tiene los huesos más fuertes y son menos propensas a desarrollar osteoporosis gracias a los altos niveles de catequinas del té. Además, otros estudios también aseguran que ayuda a promover la estructura ósea sana.

Enlace patrocinado

No se trata de abusar, es suficiente con una taza de té diaria.

Contiene antioxidantes

InaKos / Shutterstock

El té contiene un montón de antioxidantes que proporcionan protección al cuerpo contra las toxinas no deseadas. Los antioxidantes pueden luchar contra los signos del envejecimiento, además de deshacerse de los radicales libres que afectan a tu salud. Así que cuando necesites darle un impulso a tu salud, bébete una taza de té.

Como has podido comprobar, el té tiene innumerables beneficios para tu salud, así que quizás sea el momento de cambiar la bebida del desayuno. No pasa nada si te tomas algún café, pero si te gustan ambos, decántate por el té. Y tú, ¿eres más de té o de café?

Imagen de portada: Sandratsky Dmitriy / Shutterstock
Fuente: wellnessbin / lifehack / paleohacks
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?