4 Pasos infalibles para darle un orgasmo múltiple a una mujer bajo las sábanas

Aunque llevar a una mujer al orgasmo una vez ya es motivo de celebración, hay quienes pueden alcanzar el clímax una y otra vez, y hay que saber estar a la altura.

La posibilidad de llegar al orgasmo más de una vez es un regalo biológico exclusivo de las mujeres. Un hombre tiene que esperar a que pase su período refractario antes de que esté listo para un segundo asalto mientras que las mujeres no parecen necesitar el mismo tiempo de recarga.

VGstockstudio / Shutterstock

Por desgracia, solo porque ella pueda alcanzar el cielo varias veces, no significa que lo consiga. De  hecho, diferentes estudios sugieren que solo entre el 14% y el 40% de las mujeres han conseguido llegar al orgasmo en una sola sesión de sexo. ¿Te gustaría saber cómo tu chica puede ser una de esas afortunadas?

Primero asegúrate de que eso es lo que ella quiere. Algunas mujeres prefieren que las abraces después de llegar al clímax en lugar de  ser presionadas a repetir. Después recuerda que cada mujer es un mundo en cuanto a cómo llegan al orgasmo. Por suerte, aunque no existe un manual definitivo, seguir los consejos que te mostramos a continuación podría aumentar tus posibilidades de duplicar (o triplicar) su placer.

Los 4 pasos para darle orgasmos múltiples:

1- Crea mucha tensión sexual

Dodokat / Shutterstock

Crear deseo es el precursor de cualquier actividad sexual, y de igual forma, mientras más tensión sexual se cree, más fácil será lograr un orgasmo adicional.

Tu objetivo es que mantenga su excitación incluso cuando su cuerpo comienza a relajarse después de tener el primer orgasmo”, decía Amie Harwick, autora de The New Sex Bible for Women.

Así que comienza a coquetear con ella desde bien temprano y con bastante frecuencia. Envíale un mensaje subidito de tono por la mañana, propicia algún roce bajo la mesa cuando cenéis y crea una situación excitante antes de ir al dormitorio. Para cuando lleguéis a la cama, ella debería estar más que “hambrienta”. Con un poco de suerte, te pedirá más acción cuando tenga su primer orgasmo.

2- Mantenla a punto de caramelo

Photographee.eu / Shutterstock

Después de llegar al clímax, dale un breve descanso al clítoris ya que se vuelve súper sensible para muchas mujeres inmediatamente después de tener relaciones sexuales. Pero eso no quiere decir que tengas que detener toda la acción.

Dedica un par de minutos a besarla y a tocar sus pechos, trasero y cualquiera de sus otros lugares favoritos. Susúrrale al oído lo hermosa que se ve. Tu objetivo es mantenerla en un estado de semi-excitación para que no tengas que empezar de cero la próxima vez que tengas que llevarla de vuelta a la cima de la montaña.

3- Revive la llama

nd3000 / Shutterstock

Después de que una mujer tiene un orgasmo, la sangre que corre a sus genitales durante el sexo persiste, lo que hace que sea más fácil para ella llegar clímax nuevamente.

Vuelve a centrarte en sus genitales. Comienza a tocarla ligeramente. Trata de rodear suavemente su clítoris con tus dedos o tu lengua y ve aumentando el ritmo, la presión y la intensidad hasta que esté lista para volver a la cima.

4- Prueba una ruta diferente

fizkes / Shutterstock

No hay nada de malo en seguir con lo que funciona, pero también puedes intentar llevarla al orgasmo centrándote en una zona erógena diferente. Esto puede ser especialmente efectivo si su clítoris aún está demasiado sensible después del primer round.

Además, la novedad fomenta la liberación de dopamina, la hormona que nos hace sentirnos bien, lo que puede ayudarla a conseguir el orgasmo más rápidamente. Prueba a estimular su punto G con posiciones como la mujer encima o la postura del perrito.

¿Te sientes más aventurero? Algunas investigaciones sugieren que hay mujeres que pueden alcanzar el clímax a partir de la estimulación del pezón. Si te ves con ganas, prueba a realizar algunos círculos en sus pezones con los dedos o la lengua, aumenta la presión sobre la marcha para que pueda llegar al orgasmo.

¿Quieres subir de nivel otra vez? Estimula el área que existe entre la vagina y el ano con la lengua, sugiere Ava Cadell, autora de Idiot’s Guides: The Kama Sutra. Algunas mujeres lo encuentran alucinante, pero primero debe consultar con ella.

¡Pon a prueba estos consejos esta misma noche, puede que te lleves más de una sorpresa!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Menshealth

Y tú, ¿Qué opinas?