Una mujer Fantástica, la película que deberíamos ver por el ejemplo que da para aceptar la sexualidad

Enlace patrocinado

Esta película se ha convertido en el centro de todas las miradas por llevarse el Premio Osar a Mejor Película Extranjera y su popularidad no ha parado de crecer en las últimas semanas. Te mostramos por qué es tan importante para la sociedad actual esta película de origen chileno.

Una Mujer Fantástica: la película que da ejemplo

La protagonista de esta película es una mujer transgénero interpretada por la actriz Daniela Vega. Sale con un hombre veinte años mayor que ella y su vida parece normal hasta que él fallece y ella no sabe cómo enfrentar el duelo.

{keyword}
Chile-España; Fabula / Komplizen Film / Setembro Cine

Uno de los mayores problemas que tiene afrontar es el hecho de que la familia de su marido cree que ella es una aberración por el hecho de ser transexual.

Enlace patrocinado

Estos dos hechos marcan a la protagonista para enfrentarse a una sociedad con muchos prejuicios y sin nadie a su lado que la defienda. La policía le sigue llamando por su nombre de hombre, la familia la odia y todos la acusan de ser ella la culpable de la muerte de su marido.

{keyword}
Chile-España; Fabula / Komplizen Film / Setembro Cine

A diferencia de otras películas, Una Mujer Fantástica se centra en comprender el mundo desde la perspectiva del personaje transgénero y nos cuenta su historia y sentimientos. Algo totalmente innovador.

{keyword}

La lucha de Marina demuestra que es una mujer pasional, fuerte, fantástica y que nadie puede acabar con ella.

Enlace patrocinado

La película refleja una sociedad a la que todavía le queda mucho por aprender y por asumir, esperamos que poco a poco y con ayuda de películas como esta, todos aprendamos a respetar a cada persona, sean como sean y ser felices con uno mismo.

¿Has visto esta película? ¿Te animas a verla después de leer este artículo?

¡Comparte con todos tus amigos y familiares este ejemplo de película!

Fuente Una Mujer Fantástica
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?