Te mostramos cómo nunca deberías acabar con una relación y qué habría que hacer al respecto

wk1003mike / Shutterstock
Enlace patrocinado

A todos nos han roto el corazón alguna vez y sabemos lo mal que se pasa. Está claro que una ruptura nunca es fácil, y que por más preparados o decididos que estemos para ello, terminamos pasándolo mal. Si no, ¿dónde habrían quedado todas esas películas y canciones de amor que hablan sobre corazones rotos?

{keyword}
Giphy

Pero aunque creamos que da igual la manera en que termines una relación, no es así. Hay formas mejores que otras y que minimizan el daño que causas.

Un estudio de la Universidad de Cornell, publicado en el Boletín de Psicología de la Personalidad y la Psicología Social de Estados Unidos, ha encontrado que hay una forma mucho más dolorosa que las demás de terminar una relación. Ser rechazado por alguien es mucho peor si hay un tercero involucrado.

{keyword}
Giphy
Enlace patrocinado

El estudio analizó las experiencias de 600 personas que vivieron una ruptura para descubrir cuál fue el motivo por el que lo pasaron tan mal. Los resultados concluyeron que la gente se siente mucho peor cuando la ruptura se debe a que han elegido a otra persona en vez de a ellos, en comparación a quienes se separaron por cualquier otro motivo.

La razón es que, cuando entra en juego una tercera persona, el sentimiento lleva a ideas de exclusión y disminución de la pertenencia, según explicas los autores del estudio. Entre los problemas más comunes que causan este tipo de rupturas se encuentran la baja autoestima, los problemas de inseguridad o el rechazo.

{keyword}
Giphy

Así que sí, aunque nada de esto nos importe cuando estamos pasando por el dolor de una ruptura, definitivamente que te dejen por alguien más, es la peor forma de terminar. Y no lo decimos nosotros, lo afirma la ciencia. ¿Estáis de acuerdo?

Imagen de portada: wk1003mike / Shutterstock
Fuente: cosmoenespanol / fucsia / elmercurio / elcomercio
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?