Te contamos el curioso fenómeno que explica por qué nos entran ganas de ir al baño cada vez que bebemos café

Enlace patrocinado

¿Realmente puedes comenzar tu mañana sin una taza de café? Para algunos, el café no solo aporta energía para el día a día, sino que también despierta sus intestinos. Y es que, además de ayudar a que tu jornada sea más llevadera, el café también es famoso por propiciar una rápida visita al baño.

Aunque no ha habido mucha investigación sobre el tema, un estudio realizado por Gut, un diario de gastroenterología, muestra que el 30% de las personas no puede evitar ir al baño después de tomar café.

¿Por qué el café nos hace ir al baño?

fussypony / Shutterstock

El café estimula las contracciones del estómago y del tracto intestinal. Además también fomenta la excreción biliar, que en sí misma estimula la eliminación de alimentos, ya que los intestinos saben que, cuando hay bilis, hay comida”, contaba Dmitri Alden, especialista en salud del colon en el Lenox Hill Hospital.

Enlace patrocinado

El café puede afectar a la digestión a través del sistema nervioso central. Una vez estimulado, el sistema nervioso central se comunica con el estómago a través del sistema nervioso autónomo, la parte del sistema nervioso que controla el corazón y el tracto digestivo.

Africa Studio / Shutterstock

Todo este movimiento obliga al colon a trabajar más duro y echar fuera todo lo que contenga en su interior. Si bien por ahora se entiende el mecanismo fisiológico que desencadena, todavía no está claro qué parte del café causa este efecto laxante.

La teoría más extendida defiende que la cantidad de cafeína contenida en el café podría ser una de las razones que nos lleva a experimentar unas ganas inusuales de hacer caca.

“Las bebidas calientes en general también tienden a tener este efecto, por lo que una bebida caliente que además contiene cafeína podría ser el combo perfecto para hacer que alguien se “vaya por la patilla”.

Enlace patrocinado
Chen Hayek / Shutterstock

También existe la posibilidad de que sea la acidez del café la que desempeñe este curioso papel en nuestro tracto intestinal. Al parecer, un compuesto encontrado en el café llamado ácido clorogénico provoca niveles más altos de ácido en el estómago y una mayor producción de ácido gástrico.

Esa elevación de la acidez general podría forzar al estómago a expulsar su contenido más rápido de lo normal. Aunque lo cierto es que, con la increíble cantidad de sustancias químicas que contiene el café, resulta difícil saber cuál es el responsable que desencadena las ganas repentinas por aliviar el vientre.

¿Qué podemos hacer para combatir las ganas de ir al baño?

Tinatin / Shutterstock

Algunas investigaciones sugieren que el consumo habitual de café disminuye el efecto. Un estudio publicado por la Journal of Human Nutrition and Dietetics encontró que puede desarrollarse una tolerancia a las propiedades diuréticas del café cuando este se consume de forma habitual.

Enlace patrocinado

“En realidad, el café no tiene ningún efecto diurético en las personas que lo beben habitualmente. Para ellos, beber café es como beber agua en términos de hidratación“, explicaba Reinagel.

PinkBlue / Shutterstock

Y aunque los efectos laxantes del café se experimentan con o sin crema o productos lácteos, si eres sensible a los lácteos, agregarlos a tu taza definitivamente no ayuda al estómago. Así que intenta beberlo solo o sin añadidos lácteos.

Entonces, ¿por qué el café nos da ganas de hacer caca? Lamentablemente, todavía no hay una respuesta definitiva a este enigma. La única solución es que conozcas tu cuerpo y te prepares una taza de café bajo tu propio riesgo.

¿Eres de los que no puede evitar ir al baño después del café? ¡Déjanos tus experiencias en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Reader’s Digest
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?