Salen a la luz unas cartas del Papa Juan Pablo II que podrían revelar que rompió el voto de celibato con una mujer

Enlace patrocinado

El Papa de todos, del que todos guardamos una extraordinaria y pulcra imagen, podría haber tenido salseo con una filósofa. Así lo ha revelado una cadena de televisión inglesa y la interpretación a las cartas encontradas de Juan Pablo II y Anna-Teresa Tymieniecka confirman algo más que amistad.

“Te acepto y te siento en todo tipo de situaciones”

Según la cadena de televisión BBC, los textos de las cartas entre el pontífice y la filósofa desprenden un salseo que ya quisieran Sofía Suescun y alguno de sus chicos. Ha tenido acceso a las cartas que se escribían la filósofa Anna-Teresa Tymieniecka y Juan Pablo II con la excusa de un libro de filosofía escrito por el Papa de Roma.

{keyword}
Papa Juan Pablo II y Anna-Teresa Tymieniecka / Clarín.com

Unos lo tildan de bulo y otros de secreto a voces, la cuestión es que el que fuese Papa de Roma mantuvo una relación de amistad muy, demasiado, intensa que podría haber llevado a Juan Pablo II a romper el voto del celibato. Un escándalo para la Santa Iglesia que pondría todo patas arriba.

Enlace patrocinado

En las cartas que se enviaban comentando fragmentos y opiniones de un libro filosófico escrito por el propio Papa, aparecen declaraciones como estas: “Buscaba desde el año pasado una respuesta para estas palabras tuyas: te pertenezco”, publica la BBC.

“Finalmente, antes de dejar Polonia, encontré un camino: el escapulario. (Con él demuestro) la dimensión en la que te acepto y te siento en todo tipo de situaciones, cuando estás cerca y cuando estás lejos”, continuó redactando Tymieniecka en su carta.

Y es que la BBC sostiene que aquí hubo algo más que intercambios de ideas filosóficas ya que se dedicaban palabras y momentos demasiado especiales. Ya han pululado imágenes de ellos en escenarios poco habituales y en actitudes, según la cadena británica, demasiado estrechas.

{keyword}
Papa Juan Pablo II y Anna-Teresa Tymieniecka / Clarín.com

“Mi querida Teresa, he recibido las tres cartas. Escribes que estás destrozada, pero no puedo encontrar respuesta para esas palabras”, escribía el pontífice. Cariño, admiración y pasión que se acentuaba con regalos como el adorado escapulario que guardaba el Papa de Roma.

Enlace patrocinado

Las cartas que guardaba la filósofa están en manos de la Biblioteca Nacional de Polonia, y tras ponerse en contacto con ellos, aseguran que no interpretan la misma versión más allá de una preciosa y cultural amistad. El debate está en el aire.

¿Crees realmente que hubo algo entre la filósofa y el Papa?

¡Compártelo con todos tus contactos y amigos por redes!

Fuente e imágenes: BBC
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?