‘Mira qué cara tiene’ El fenómeno que explica por qué la forma de tu cara hace que tengas más ganas de tener sexo

Enlace patrocinado

Hay muchas cosas que puedes conocer sobre una persona simplemente mirando a su rostro. Puedes identificar su estado anímico, si ha dormido bien o incluso si está mintiendo. Sin embargo, un nuevo estudio afirma que también podemos saber una cosa mucho más curiosa: su impulso sexual.

El impulso sexual es un tipo de atracción que las personas sienten hacia otras personas, ya sean de su mismo sexo o no. Casi todas las definiciones sobre el impulso sexual se refieren a una acción instintiva que incita a la persona hacia la conducta sexual. Está determinado por una serie de factores de carácter biológico, psicológico y social.

Milos Vucicevic / Shutterstock

Para un estudio dirigido por Steven Arnocky de la Universidad Nipissing, Canadá, más de 460 personas fueron cuestionadas sobre sus parejas, sus pasatiempos y sus preferencias sexuales.

El estudio afirma que las personas que tienen una cara más corta y ancha tienden a tener un mayor impulso sexual que cualquier otro tipo de rostro estudiado. Al parecer, los investigadores relacionan este fenómeno a las variaciones que experimentan los niveles de testosterona durante la pubertad, cambios que dan lugar a las diferentes formas faciales.

Enlace patrocinado
David Pereiras / Shutterstock

Curiosamente, no todas las características relacionadas con las personas de rostro amplio fueron positivas. Los investigadores también afirman que los hombres con caras anchas y mandíbulas cuadradas tienden a tener relaciones románticas más cortas y son más propensos a cometer una infidelidad.

Los investigadores dicen que estos hombres son percibidos como más agresivos, más dominantes, menos éticos y más atractivos para relaciones a corto plazo respecto al resto.

Twinsterphoto / Shutterstock

Este estudio debe tomarse como algo puramente anecdótico. No hay ninguna duda de que personas de todo tipo de rostros pueden tener relaciones comprometidas y satisfactorias, y por supuesto, también pueden ser infieles.

Enlace patrocinado

El deseo sexual puede verse afectado por la salud, la dieta y el estado mental, no está determinado por el tamaño de la mandíbula. Sin embargo, eso no quita que no sea interesante conocer cómo los niveles hormonales pueden modificar nuestro rostro y  mostrar un patrón de comportamiento.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Thisisinsider
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?