Los 5 Tipos de personas que podrían sufrir el Síndrome del Impostor y los trucos para detener la “enfermedad”

Enlace patrocinado

¿Alguna vez has sentido que no te mereces lo que tienes? ¿Piensas que tus amigos van a descubrir que eres un fraude y que realmente no mereces tus logros? Si es así, esto es para ti.

Este sentimiento de fraude se conoce como síndrome del impostor, o lo que los psicólogos a menudo llaman fenómeno del impostor. Se estima que el 70% de las personas experimenta este sentimiento en algún momento de sus vidas, según un artículo publicado en el International Journal of Behavioral Science.

¿Qué es el síndrome del impostor?

igorstevanovic / Shutterstock

El síndrome del impostor, es decir, la idea de que solo has tenido éxito debido a la suerte, y no por tu talento o calificaciones, fue identificado por primera vez en 1978 por las psicólogas Pauline Rose Clance y Suzanne Imes. Cualquier persona puede padecerlo si no es capaz de internalizar y apropiarse de sus logros.

Enlace patrocinado

La experta en el síndrome del impostor, Valerie Young, autora de un libro sobre el tema, The Secret Thoughts of Successful Women, ha encontrado patrones que se repiten en las personas que experimentan sentimientos impostores:

Los “perfeccionistas”

Estas personas establecen expectativas extremadamente altas para ellos mismos, e incluso si alcanzan el 99% de sus objetivos, sienten que han fracasado. Cualquier pequeño error les hace cuestionar su propia incompetencia.

Monster Ztudio / Shutterstock

Los “expertos”

Estos sienten la necesidad de conocer toda la información de lo que sea. No se presentarán a un trabajo si no cumplen con todos los requisitos, y no se atreven a hacer una pregunta en clase o hablar en una reunión por miedo a parecer estúpidos si no saben la respuesta.

Enlace patrocinado

El “genio natural”

Cuando este tipo de persona tiene que luchar o trabajar duro para lograr algo, él o ella piensa que eso significa que no son lo suficientemente buenos. Están acostumbrados a que todo les resulte fácil gracias a sus habilidades, y cuando tienen que esforzarse, su cerebro les dice que es una prueba de que son impostores.

igorstevanovic / Shutterstock

Los “solitarios”

Estos sienten que deben realizar las tareas por sí mismos, y que si necesitan pedir ayuda, piensan que es una señal clara de que son un fracaso o un fraude.

Enlace patrocinado

Los “superhombres” o las “supermujeres”

Estos se esfuerzan en trabajar más duro que los demás para demostrar que no son impostores. Sienten la necesidad de tener éxito en todos los aspectos de la vida, en el trabajo, como padres, como socios, y pueden sentirse estresados ​​cuando no logran lo que se proponen.

¿Por qué las personas experimentan el síndrome del impostor?

Elnur / Shutterstock

No hay una única respuesta. Algunos expertos creen que tiene que ver con los rasgos de la personalidad, como la ansiedad o el neuroticismo, mientras que otros se centran en las causas familiares o conductuales.

A veces, los recuerdos de la infancia, como la sensación de que tus notas nunca fueron lo suficientemente buenas para tus padres o que tus hermanos te eclipsaron en ciertas áreas, pueden dejar un impacto duradero.

Los factores externos a una persona, como su entorno o la discriminación institucionalizada, también pueden jugar un papel importante para estimular los sentimientos impostores. “Un sentido de pertenencia fomenta la confianza”, decía Young. “Cuantas más personas se parezcan a ti, más seguro te sentirás. Lo mismo sucede a la inversa, muchas personas ven afectada su confianza si no encajan con el resto.

Enlace patrocinado

¿Cómo lidiar con el síndrome de impostor?

fizkes / Shutterstock

Según explicaba la doctora Valerie Young, “para dejar de ser un impostor debes dejar de pensar como tal“. Aplícate otras claves que te ayudarán, como las siguientes.

Mejora tu discurso: Ante, por ejemplo, una reunión, sustituye el “no estoy capacitada y me van a pillar” por “me he preparado, sé bien lo que digo y algo aportaré”.

Aboga por el silencio: Ante un elogio, da las gracias con una sonrisa y no hagas nada más. No es fácil, pero funciona porque, con esta actitud, acallas tus primeros impulsos.

Reconoce el problema: Describe lo que sientes: las manos te sudan, tienes un nudo en la garganta… Así entenderás mejor tu sufrimiento, el primer paso para querer superarlo.

Haz una lista: Escribe en un papel todos los logros que has conseguido en los últimos años y pégalo en un lugar visible. Léelo cada vez que te sientas insegura.

Aprende a valorarte a ti y a tus logros y deja de pensar que no te mereces todo lo que has conseguido.

Si no quieres perderte ninguna noticia, asegúrate de activar las notificaciones en nuestra página de Facebook para estar al día de todo lo que sucede, ¿cómo?, Muy Facilito:

¡Comparte los entresijos del síndrome del impostor con todos tus amigos!

Enlace patrocinado