Los 5 TIpos de Penes que existen y las ventajas de cada uno en las relaciones sexuales

golubovystock / Shutterstock

No es ningún secreto que el pene de cada hombre es diferente. Probablemente, no existan dos penes iguales, pero sin tener en cuenta su longitud y su volumen, hay cinco formas que son las más típicas, entre las que seguro eres capaz de identificar el pene de tu chico.

Conocer la anatomía masculina puede facilitar la sensación de placer durante las relaciones sexuales, y ayudar a aplicar las posturas o técnicas que más os beneficien a ambos.

Los 5 tipos de penes más comunes y las ventajas de cada uno

Pene Plátano

Descripción: este tipo de plátano comienza estrecho en la base, se engrosa en la parte de en medio y vuelve a estrecharse en la punta.

Ventajas: este pene brinda mucho placer en el momento de la penetración, ya que el tamaño de la punta no causa molestias en la entrada de la vagina, pero es ancho en la zona intermedia, por lo que proporciona mayor placer durante la relación sexual.

Desventajas: este tipo de pene no presenta nada en contra.

Postura ideal: al facilitar la penetración, cualquier postura es buena idea. Prueba tú con las piernas juntas y él penetrando desde atrás.

Pene seta

Descripción: este tipo de pene se caracteriza por tener un glande mayor que el tronco y la base.

Ventajas: sexualmente se considera muy estimulante ya que al dejar el glande descubierto, la sensación de placer es mayor. Además, visualmente es el más atractivo.

Desventajas: hay que tener cuidado, porque al principio la penetración puede resultar molesta; sobre todo, si te cuesta dilatar o queréis probar con el sexo anal. Una solución puede ser usar lubricante.

Postura ideal: lo ideal es centrarse en la parte más sensible de la vagina, en la zona más cercana a la vagina.

Pene cono

Descripción: el pene cono es de punta fina y se ensancha en la zona de la base.

Ventajas: permite una entrada gradual y su forma más ancha en la base estimula intensamente la entrada de la vagina.

Desventajas: hay que tener cuidado con las felaciones, porque al ir ensanchándose paulatinamente, puedes terminar atragantándote.

Postura ideal: ideal para posturas de penetraciones profundas como la del “perrito”, o también para el sexo anal, ya que el ancho de la cabeza facilita la penetración.

Pene lápiz

Descripción: es fino y alargado. No existe una zona más estrecha que otra, el grosor es prácticamente uniforme.

Ventajas: esta forma de pene tiene muchas ventajas, ya que permite la penetración sin molestias. Además, estimula de forma homogénea toda la vagina.

Desventajas: hay que tener cuidado con la fuerza y los ritmo cuando el miembro es muy largo, porque el choque con la pared de la vagina puede ser muy molesto.

Postura ideal: al ser estrecho, es ideal para el sexo anal.

Pene curvo

Descripciones: puede estar curvado hacia arriba, abajo o hacia un lado.

Ventajas: su forma es ideal para estimular el punto G.

Desventajas: si la curvatura es demasiada pronunciada, puede ser doloroso para ambos.

Postura ideal: si el pene está curvado hacia arriba, la mejor postura es el misionero; hacia abajo, el perrito; y hacia un lado, la cucharita.

Por supuesto, la forma del pene no es lo único que afecta a las relaciones sexuales. Es muy importante que haya comunicación y confianza en la pareja, además de la importancia de aprender sobre nuestros cuerpos y usar esa información a nuestro favor.

Imagen de portada: golubovystock / Shutterstock
Fuente: atresmedia / enpareja / vix / nupciasmagazine / womenshealthmag