Los 5 Momentos clave para hacerle llegar al orgasmo a una mujer en menos de 15 minutos

Prepara papel y lápiz. El desafío de dominar el arte del orgasmo en 15 minutos acaba de empezar. Tranquilo, no es imposible, así lo afirman los investigadores del Instituto Kinsey, que descubrieron que algunas mujeres pueden tener un orgasmo tras 10 o 20 minutos de relaciones sexuales.

Y es que, además de la satisfacción personal, de esta forma también conseguirás más sesiones de sexo. Una investigación publicada en el Journal of Sex and Marital Therapy descubrió que, como es de esperar, las mujeres que tienen más probabilidades de alcanzar el orgasmo exigen pasar más tiempo entre las sábanas.

Inicia el cronómetro y descubre cómo dar un orgasmo a una mujer en menos de 15 minutos:

Minuto 1: Excítala con besos

Monstar Studio / Shutterstock

¡Comienza el tiempo! Invierte por lo menos tres minutos en besos. Diversos estudios han demostrado que los besos reducen el nivel de cortisol, la hormona del estrés, lo reduce el tiempo que necesitáis ambos para poneros a tono.

Mientras prestas atención a sus labios, inclina la cabeza hacia la derecha. Unos científicos alemanes descubrieron que esto te hace parecer más afectuoso, inundando su sistema con la oxitocina química de la “conexión”, lo que generará confianza y la animará a llegar al orgasmo rápidamente.

gpointstudio / Shutterstock

Cuidado, los besos no deben ir solo a su boca. William Cane, autor de The Art of Kissing, encuestó a 50.000 mujeres y el 96% de ellas eligió el beso en el cuello como el calentamiento perfecto.

Pero no exageres. “Lleva tus labios hacia su cuello ocasionalmente para que esa área no se vuelva insensible”, dice Cane.

Ahora necesitas coordinarte. Cada vez que beses su cuello, quítale una prenda de ropa. Así reducirás cualquier problema de confianza que tenga con su cuerpo. Un estudio de la Universidad de Cincinnati reveló que si una chica se siente bien cuando está desnuda, llegará al clímax más fácilmente.

Alaba cada parte de su cuerpo mientras la desvistes“, decía la psicoterapeuta Christine Webber. “Tu aprobación reducirá sus problemas de confianza”.

Minuto 3:  Juega con tus manos

VAKSMAN VOLODYMYR / Shutterstock

Aunque ya casi está desnuda, déjala con la ropa interior un minuto más. “Tócala y acaríciala a través de la tela en lugar de ir directamente hacia la cueva”, decía la terapeuta sexual Paula Hall. “Céntrate en crear un ambiente preliminar en lugar de ir a la estimulación directa“.

Las prisas impiden que una mujer alcance el orgasmo“, agregaba Webber. Actúa como si tuvieras todo el tiempo del mundo y luego quítale la ropa interior y usa un lubricante con aroma a fresa. Esto la entusiasmará y la hará más sensible puesto que el aroma de las fresas activa los sentidos.

Introduce tus dedos poco a poco dentro de su vagina y muévelos lentamente realizando movimientos lentos y circulares.

Minuto 5: Hora del sexo oral

DisobeyArt / Shutterstock

El cunnilingus es la ruta más segura para llegar el orgasmo para muchas mujeres. Lou Paget, autor de The Big O, recomienda el siguiente método:

“Con una mano levanta el prepucio del clítoris. Luego lame de lado a lado su base, justo encima del clítoris”.

A continuación, coloca un dedo de la otra mano en su perineo (el área directamente debajo de la abertura de la vagina). Cuando puedas sentir sus contracciones pre-orgásmicas, sabrás que estás en el lugar correcto.

Minuto 8: Posición del misionero con giro

Photographee.eu / Shutterstock

Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine registró que el momento promedio del clímax ocurre a los 8 minutos después de la penetración. Eso hace que este sea el momento ideal para meter las manos en harina educadamente y afrontar el tramo final hasta el orgasmo.

“Evita las envestidas profundas. En su lugar prueba la Técnica de Alineación Coital“, decía Taylor.

El hombre se colocará un poco más arriba, en dirección hacia la cabeza de su compañera, haciendo descansar su peso sobre ella sin sostener su cuerpo sobre sus codos. En esta posición, el pene quedará con la punta hacia abajo, en sentido vertical en vez de horizontal.

Cuando el hombre realice los movimientos de penetración, presionará naturalmente con su pubis y la base externa del pene sobre el área donde se encuentran el monte de Venus, el clítoris y la uretra de ella. Tanto el clítoris como la uretra son zonas erógenas clave para el orgasmo femenino.

oneinchpunch / Shutterstock

Una técnica alternativa es la sobrecarga sensorial.

“La estimulación simultánea del punto G y del clítoris es, de lejos, la ruta más rápida hacia el orgasmo”, adirmaba Hall.

Penetrarla desde atrás es una buena opción para esto porque mientras trabajas con el punto G con tu miembro, puedes ocuparte del segundo con tus manos o algún juguete sexual.

Minuto 14: Sigue con el plan

MBLifestyle / Shutterstock

Llegados a este momento, tu chica debería de estar tirando de las sábanas, pero no te equivoques al pensar que necesitas un truco final para conseguir tu objetivo.

Las mujeres odian cortar y cambiar las técnicas cuando llega el momento del orgasmo“, decía Joni Frater, coautora de Love Her Right.

“Nos distrae y resetea nuestros niveles de excitación”, decía Frater. No quieres tener un tropezón justo antes de llegar a la meta, ¿verdad?

“Cuando empiezas a hacer algo que causa una respuesta positiva, sigue haciéndolo exactamente a la misma velocidad y presión“, añadía Frater.

Mejor será que guardes tu novedosa técnica para la próxima ocasión. Que con el magnifico trabajo que acabas de hacer, seguramente sea algo que te exigirá muy pronto.

¡Comparte estos trucos con todos tus amigos!

Fuente: Menshealth