Los 10 Típicos problemas de pareja que acaban destruyendo la relación en cuestión de semanas

Enlace patrocinado

A día de hoy, en pleno siglo XXI y después de llevar décadas asimilando que las películas Disney no son más que eso, películas, seguimos creyendo en las parejas perfectas.

Sin embargo, lo cierto es que es tremendamente complicado que en una relación no existan peleas. Por mucho que quieras a alguien, siempre va a haber algo en lo que no coincidáis y que pueda dar lugar a enfados y cabreos.

Ahora bien, hay discusiones que se pueden quedar ahí, en una simple discusión, y hay ciertos hechos que pueden acabar destruyendo vuestra relación. Hoy te vamos a desvelar cuáles son esas 10 señales de alerta en las que debes fijarte para saber si es la persona adecuada para ti.

10 Pequeños problemas de pareja que podrían acabar con tu relación

Enlace patrocinado

1- Siempre le hablas tú primero

Si eres tú quien siempre comienza las conversaciones, deberías probar a poner a prueba a tu pareja. Trata de no hablarle en todo el día para comprobar si es capaz de iniciar una conversación. Si por la noche aún no habéis hablado nada, puede que no merezca que formes parte de su vida.

2- No se saca fotos contigo

Hay personas a las que no les gustan las fotos y eso hay que respetarlo. Sin embargo, si las redes sociales de tu pareja están llenas de fotos con sus amigos y familiares y a ti siempre te las niega, puede que se esté avergonzando de ti y que el problema sea más grave de lo que parece.

Ivanko80 / Shutterstock

3- Nunca tenéis conversaciones interesantes

Obviamente en una relación siempre tiene que haber tiempo para las risas e incluso para los silencios, pero si vuestra relación se basa en conversaciones rutinarias del día a día, puede que tengáis un grave problema. Es importante que la comunicación sea fluida y que os nutráis mutuamente.

Enlace patrocinado

4- No te responde en redes sociales

Puede que tu pareja no sea muy activa en redes sociales, pero que tú siempre estés comentándole y que nunca te conteste es un poco raro.

5- No sois tan cariñosos como lo erais antes

Es normal que conforme la relación va evolucionando, las muestras de cariño y los detalles que el uno tengáis con el otro sean menores. Sin embargo, de vez en cuando es bueno rememorar los inicios y volver a recuperar esa chispa que teníais antes si no queréis que la rutina acabe con la pareja.

Enlace patrocinado
sivilla / Shutterstock

6- Estás dejando de hacer cosas que te encantaban

Cuando vives con tu pareja, tus costumbres tienen que amoldarse. Si a ti te encanta pasar las noches comiendo patatas y viendo programas de televisión y a tu pareja le gustan más los documentales, lo lógico es que pongáis un poco de vuestra parte y veáis un poco de todo. Sin embargo, si siempre cedes tú y te amoldas a lo que tu pareja quiera, con el tiempo te sentirás un cero a la izquierda.

7- Ya no tiene los detalles que tenía antes

Si te enamoraste de una persona cariñosa y detallista y con el paso del tiempo ha dejado de ser así, es normal que lo eches de menos. Recuérdale qué es lo que hizo que te enamoraras y no dejéis que la rutina entre en vuestra vida.

8- Eres muy desconfiado

Sentir que tu pareja puede dejarte en cualquier momento es bueno hasta cierto punto. Hará que estés muy atento y que luches por vuestro amor, sin embargo, si estos pensamientos van a más, pueden acabar en desconfianza. La desconfianza es una de las mayores enemigas de una relación, por eso es importante que os contéis todo y no dudéis el uno del otro.

Enlace patrocinado
Ivanko80 / Shutterstock

9- Ya no tenéis citas

Ver series y pedir comida a domicilio es un plan muy guay para los viernes por la noche. Sin embargo, si es lo único “divertido” que hacéis durante la semana, tenéis un gran problema. Recuperad esas citas románticas, haced planes diferentes, visitad otros pueblos y ciudades o salid a bailar. Son pequeños detalles que pueden hacer que tu relación sea mucho mejor.

10- Estás desmotivado

Si tu relación no te motiva, no tienes más fuerzas para luchar por ella y piensas que no vale la pena continuar con tu pareja, no te lo pienses más. Probablemente no estéis hechos para estar el uno con el otro, pero no te preocupes, no se acaba el mundo.

oneinchpunch / Shutterstock

¿Te has sentido identificado con alguno de estos problemas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Enlace patrocinado