Los 10 Fetiches más extraños y surrealistas del mundo que seguramente podrías tener incluso sin saberlo

Enlace patrocinado

Las posibilidades para disfrutar en la cama son infinitas y posturas como la del misionero han pasado a la historia. El mundo de los fetiches ya no es lo que era. Pies, cuero o cera, son solo la punta del iceberg de las opciones que hay, pues bajo las sabanas se esconden muchas más pasiones de las que jamás hubieras imaginado.

Te proponemos un juego, antes de descubrir lo que hay detrás de cada fetiche, ¿qué te sugieren sus nombres? El poder de tu imaginación quizá te dé alguna idea para este fin de semana.

Los 10 fetiches más extraños que hayas escuchado

1- Odaxelagnia

Enlace patrocinado

Empezamos por la más común, pero seguro que no conocías su nombre. La odaxelagnia es la filia que nos hace a todos excitarnos al morder o ser mordido por tu pareja. Un ejemplo sería ese mordisquito en el cuello o en el lóbulo de la oreja que a todos nos vuelve locos, pero cuidado, si te excita el dolor o la sangre, entonces se corresponde a otra filia.

2- Parcialismo

El parcialismo engloba otros muchos fetiches como la podofilia. ¿Sabes ya de qué se trata? Las personas con parcialismo se sienten atraídas por una parte específica del cuerpo de su pareja que no tiene connotaciones sexuales explícitas.

Pies, manos, rodilla, dedos… Los individuos en los casos más extremos de esta filia solo pueden sentir placer al centrar la relación alrededor de esas partes.

Enlace patrocinado

Mecanofilia

Ahora ya puedes ponerle nombre a la increíble atracción que sientes por las máquinas. Más allá de la idea de montártelo con un robot, los mecanofílicos sienten atracción por las máquinas, pero no desean tener relaciones con ellas, su sola presencia les pone a tono.

Si tu chico te pide hacerlo en el parking, pero no en el coche ni sobre él, es porque le excita la vista del coche más de lo que le excitas tú.

Enlace patrocinado

Hematofilia

¿Nunca has mordido el labio de tu pareja con tanta fuerza que has terminado produciéndole una herida? ¿Te ha cortado el rollo o te ha excitado más? La hematofilia es la excitación por ver, tocar o beber sangre. Los vampiros tienen vía libre para ponerse las botas.

Ursusagalamatofilia

Si vas a una fiesta de disfraces y sientes una atracción irresistible por todos aquellos que van disfrazados de animales, sufres de ursusagalamatofilia. Los individuos con esta filia desean mantener relaciones sexuales con alguien disfrazado de animal o con rasgos de animales, por ejemplo, un hombre muy velludo, como un oso.

Autonepiofilia

Muy muy lejos de la pedofilia, los autonepiofilios sienten excitación por llevar o hacer llevar a su pareja un pañal. Son capaces de llegar al orgasmo por el simple hecho de llevar este accesorio.

Enlace patrocinado

Claustrofilia

Al igual que existe la claustrofobia (el miedo obsesivo a los recintos o espacios limitados) también hay quien se excita en dichos recintos. Hacerlo en un ascensor, en un ataúd o una celda, puede ser excitante para muchos y terrorífico para otros.

Somnofilia

Más conocido como el fetiche de la bella durmiente, se centra en la atracción por acariciar y realizar el sexo oral a una persona dormida hasta que se despierte. Nada tiene que ver con un cuerpo sin vida, ejercer violencia o forzar la relación. Es solo un bonito despertar.

Macrofilia

Simple y directo, te sientes atraído por las personas grandes y robustas. Es más común entre los hombres que fantasean con tener relaciones sexuales con una mujer gigante o mucho más grande que ellos.

Enlace patrocinado

Dendrofilia

La madre naturaleza es una fuente de inspiración en muchos aspectos, pero seguro que no imaginabas que también podía serlo en el plano sexual.

A diferencia de la mecanofilia, la dendrofilia necesita interactuar con la naturaleza para lograr la excitación. Los mecanófilos pueden llegar al punto de simular relaciones sexuales con un árbol o una planta, por muy áspero que sea.

¿Conocías alguno de estos fetiches? ¿Qué te has imaginado al leerlos?

¡Comparte estos fetiches con el mundo para que nadie se vuelva a aburrir en la cama!

Fuente: psicoactiva
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?