Las 5 lecciones de vida que podemos aprender de Kandinsky

Enlace patrocinado

Para muchos, Wassily Kandinsky es el primer gran representante del arte abstracto. El pintor ruso fue, además, un importante teórico del arte, estudió meticulosamente el color y su relación con la psicología y escribió libros sobre conceptos completamente nuevos en el arte.

Su legado no se limita al arte, cubre aspectos esenciales del ser humano. En pocas palabras, acabó con las normas de la vieja escuela y abrió nuevos caminos inspirándose en la música y en las emociones humanas.

Sus trabajos teóricos no solo iluminan a aquellos que dedican su vida a la creatividad, sino también a cualquier persona que busca los caminos para el ejercicio de la exploración vital.

Algunas de las lecciones de vida y arte más valiosos que nos enseñó Kandinsky

1- Vive una vida llena de color

Enlace patrocinado
{keyword}
Wikimedia

Sus pinturas muestran que vivir una vida llena de colores es siempre mejor que vivir una vida en blanco y negro. Como artista profundamente espiritual, Kandinsky veía el color como una terapia emocional y comprendía dos niveles en su efecto en las personas.

El primero consiste en el placer estético del simple acto de observar un color, y el segundo, corresponde a lo que Kandinsky llama “resonancia interior”, el color puede tener impacto espiritual dentro de nosotros y tocarnos el alma.

2- Deja que el estilo evolucione

{keyword}
Wikimedia

La trayectoria de Kandinsky nunca dejó de transformarse. Aunque principalmente era conocido como un artista abstracto, experimentó con diferentes formas de abstracción con mucho éxito. Durante su periodo ‘jinete azul’, sus pinturas eran grandes y expresivas, con marcas que variaban en forma y tamaño.

Enlace patrocinado

Durante su periodo ‘Bauhaus’ sus pinturas se centraron en geometrías controladas y líneas nítidas. Se concede gran importancia a la flexibilidad mental, una idea que podría servir para la vida en general.

3- Confiar en el poder del contraste

{keyword}
Wikimedia

Kandinsky reconoció el poder de contraste de colores y formas, concediendo cualidades a los extremos y usándolos para crear un equilibrio mutuo. “El blanco y el negro forman un gran contraste, que es estático.

Enlace patrocinado

El blanco es el silencio absoluto de la profundidad, lleno de posibilidades. El negro es la nada y no tiene posibilidades, un silencio eterno y sin esperanza, y se corresponde con la muerte”, escribió.

Sus trabajos más poderosos siempre se basan en la fuerza implícita de la balanza de los extremos, otra lección de armonía que se aplica a otros aspectos de la existencia.

4- Aprender a tomarse un descanso

{keyword}
Wikimedia

A pesar de ser un pintor prolífico y produjo cientos de obras y pinturas en los últimos años de su vida, también sabía cuando tomarse un descanso.

El acto de dar un paso atrás en cualquier proyecto permite ver con perspectiva clara y concluir con mejores resultados, especialmente si se involucra a otra persona. Es una lección que podría ser fácilmente aplicable a cualquier área de la vida.

5- Reconocer la importancia del ser interior

{keyword}
Wikimedia

Si reuniéramos todas las sabias lecciones de Wassily Kandinsky en una sola, se podría resumir como “necesidad interior”. Sus pinturas eran muy coloridas, pero no se basaban en la estética pura, sino también en la conciencia del mundo interior de un artista.

Enlace patrocinado

Esto se traduce en un compromiso con las emociones más profundas y subjetivas: siempre en formas y colores. Kandinsky creó todo un lenguaje basado en el simbolismo de cada forma y cada color. Un equilibrio saludables entre el exterior y el interior, entre forma y contenido, necesario para la vida diaria.

“El artista debe entrenar no sólo sus ojos, sino también su alma”, Wassily Kandinsky.

Imagen de portada: WikimediaFuente: faenaanothermag
Enlace patrocinado