Las 4 Reglas básicas para hacer la “cucharita” con alguien sin compromiso

Enlace patrocinado

Hacer la “cucharita” es una práctica que se asocia a parejas, ya que crea una complicidad y una intimidad que va más allá de la piel. Pero no tiene por qué ser así.

Se puede “cucharear” con alguien sin tener compromiso alguno. Este acto no tiene por qué involucrar una relación sentimental o sexual, y mucho menos un compromiso. Eso sí, para que así sea, tienes que seguir unas normas.

Las 4 reglas que tienes que seguir si quieres hacer la “cucharita” sin compromiso

No tiene por que haber sexo

Goran Bogicevic / Shutterstock
Enlace patrocinado

Hacer la “cucharita” es un acto que implica acurrucarse, dar y recibir calor de otra persona. Si llegáis a intimar más e involucráis otro tipo de deseos, es probable que os sea difícil volver a hacer la “cucharita” a gusto y controlaros la próxima vez.

Está claro que la otra persona te gusta, si no no la abrazarías de esta forma, pero no tenéis por qué llevarlo al terreno erótico. Aunque, si creéis que es inevitable y ambos estáis de acuerdo, cucharear también se puede convertir en un gran juego previo.

No tiene que ser amor

clownbusiness / Shutterstock

Puede que simplemente seáis amigos o compañeros y queráis daros calor el uno al otro, sin llegar a nada más. No tiene por qué tratarse de una cuestión amorosa.

Enlace patrocinado

Es inevitable que surjan sentimientos entre vosotros, pero si ambos lo tenéis claro, podéis hacerlo sin dañar a la otra persona. Eso sí, tenéis que dejaros sentir, tampoco te vayas al otro extremo y tomes a esa persona como un objeto.

Tómate tu tiempo

Africa Studio / Shutterstock

No se trata de ir corriendo al sofá o a la cama y hacer la “cucharita” y listo, como si se tratara de otra actividad cualquiera. En una situación de intimidad y afectividad como esta necesitáis daros tiempo para sentiros cobijados cuando lo necesitéis. Relajaos, dejad que las cosas fluyan. Quizás podáis empezar poniendo una peli y dejar que las cosas vayan surgiendo. Dormir abrazados te llenará de energía.

Enlace patrocinado

Busca tu comodidad y la de tu pareja

PedroMatos / Shutterstock

Que lo vuestro no sea una relación de pareja o algo formal, no quiere decir que tengas que tratar al otro como un objeto. Debes respetar sus decisiones y sus límites, haciéndole ver que no solo buscas su calor, sino que también estás dispuesto a dárselo tú, que te importa su comodidad, que puede confiar en ti y que lo vas a escuchar sin juzgarlo.

Es importante que tengas en cuenta que no se trata de una actividad cualquiera, y que al igual que a ti te gusta sentirte arropado en ciertos momentos, a la otra persona le ocurre lo mismo.

Hay que dar y recibir más calor, sin importar si se trata de amor, amistad o si existe o no compromiso.

Imagen de portada: Y Photo Studio / Shutterstock
Fuente: LifeStyle
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?