3 Cosas que seguramente no sabías sobre la cara oculta del Kama Sutra

La idea más generalizada que todos tenemos sobre el Kama sutra es la de que nos encontramos ante un libro que trata sólo de sexo, pero una buena lectura nos enseña que en realidad trata del estilo de vida y de las relaciones sociales entre las personas.

Se cree que el Kama sutra lo escribió en el siglo III el sabio indio Vatsyayana como guía para un caballero de la corte de aquella época. ‘Kama’ significa “deseo de placer sensual”, pero, contrariamente a lo que piensan muchos, sólo uno de los siete “libros” del Kama sutra está dedicado exclusivamente al sexo.

El segundo libro, el más largo de todos, ofrece consejos sobre cómo aumentar el placer sexual y da descripciones detalladas de las posturas que con tal fin deben adoptar los amantes. Las otras seis secciones tratan de la etiqueta social, de la buena vida, de la forma de cortejar a una dama, del matrimonio, de las relaciones extraconyugales, de las concubinas y cortesanas o de cómo aumentar el propio atractivo físico.

Cosas que no sabías sobre el Kama Sutra

En un intento por combatir la desinformación que circula entorno a uno de los libros que generan más tabúes de la historia, procederemos a compartir algunos de los apartados que se recogen en la primera parte del libro.

En éste se detallan cuestiones del sexo en general, el lugar del hombre en la sociedad, clasificación de las mujeres y una discusión sobre los besos y diferentes tipos de juegos sexuales.

Cómo debe comportarse un buen hombre

{keyword}

“El hombre elegante se levanta a buena hora y debe procurar cumplir con sus obligaciones: cepíllese los dientes, dese una dosis moderada de ungüento; pásese la cera de abejas y el lápiz (por los labios), mírese en el espejo y tome betel para perfumar la boca, luego inicie sus ocupaciones. […]

[…] Al terminar con los amigos, en la habitación bien acomodada y rebosante de incienso perfumado, espere en la cama a las mujeres de forma amorosa, mande alcahuetas o vaya personalmente en su búsqueda. Reciba en compañía de los amigos a los huéspedes con palabras aduladoras y con gestos corteses”.

Continuando con los capítulos del Kama sutra, existe uno dedicado al examen de los amantes, de los amigos y de la función de los alcahuetes. En él podemos encontrar información acerca de los tipos de amor que existen según el “tipo de mujer” y cuáles deben evitarse a toda costa.

Tipos de mujer

{keyword}

“El amor dirigido a una mujer que no ha tenido otro hombre, en paridad de rango dentro de las cuatro clases sociales y según las escrituras, da hijos, confiere honor y corresponde a los usos del mundo. Lo opuesto, y prohibido, es el amor con mujeres de clase superior y casadas con otro.

El amor con mujeres de clase inferior, no expulsadas de la sociedad, con prostitutas y con viudas que se han vuelto a casar no se prescribe ni se prohíbe, pues sólo vale para el placer. En este ámbito, las amantes son de tres tipos: doncella, viuda que se ha vuelto a casar y prostituta.

Estas son las mujeres a las que no hay que acudir nunca: a una leprosa, a una loca, a una expulsada de la sociedad, a la que revela secretos, a la que expresa sus ganas en público, a la que casi ha superado la juventud, a la que es demasiado blanca o demasiado negra, a la que huele mal, a una ligada por parentesco, a una amiga, a una monja, y a las esposas de los familiares, de los amigos, de los sabios brahmanes o del rey”.

Además de las conocidísimas posiciones sexuales que se recomiendan en el libro a fin de aumentar la satisfacción y el placer, también se describe detalladamente cómo depende la unión erótica según el tipo de hombre y mujer que la practican.

Según se recoge en el libro, existirían tres tipos de amantes masculinos y tres tipos de amantes femeninas, lo que sin duda da lugar a multitud de posibilidades diferentes e interesantes.

Tipos de amantes

{keyword}“Los distintos tipos de amante masculino, en relación con el órgano sexual, son liebre, toro y caballo. La amante, por el contrario, puede ser cierva, yegua o mujer elefante. En este ámbito, cuando la relación tiene lugar a la par, se dan tres uniones iguales. En caso contrario, existen seis desiguales.

Quien en el momento de los abrazos está desganado, tiene poca virilidad y quien no aguanta los azotes cariñosos es un hombre de pasión débil. En antítesis con esto hay amantes de pasión moderada o ardiente; y lo mismo vale para la enamorada.

También en esto, como respecto a las medidas, los tipos de unión son nueve. En relación con la duración, los amantes pueden ser veloces, medios o lentos. Hay diversidad de opiniones respecto a la mujer.

Hay quien sostiene que ella no consigue la satisfacción igual que el hombre, sino que su deseo viene aplacado de forma continuada por el macho. Este deseo produce, si viene acompañado de la alegría de la conciencia, un placer distinto, en el que la mujer tiene el conocimiento del deleite”.

{keyword}

No hace falta leer el libro para conocer que el juego previo al acto sexual, es sumamente importante para la consumación del amor puesto que durante ese momento la pareja construye su intimidad y preparan sus sentidos al placer.

Por este motivo resulta muy útil conocer cómo se debe morder a la pareja, las distintas maneras de acostarse, la utilización de los golpes, cómo recurrir a gemidos apropiados o las variedades del beso. En definitiva, cómo participar en unos “preliminares” adecuados.

“No hay un orden establecido para los besos, arañazos y mordiscos, ya que se dan en momentos de excitación. Se recurre a los mismos, generalmente, antes de la unión, mientras a los golpes y gemidos durante el desarrollo de la misma. Vatsyayana sostiene, por el contrario, que todo se puede hacer en cualquier momento, ya que la pasión no conoce deferencias.

{keyword}

Durante la primera unión conviene valerse de los mismos, con una mujer que ya sienta confianza, no demasiado abiertamente y en forma alternativa; en las siguientes, se practiquen con mucho ardor y en grupos particulares, para aumentar el deseo.

Se besa la frente, la cabellera, las mejillas, los ojos, el pecho, los senos, los labios, la boca, la ingle y la zona por debajo del ombligo. A causa de la excitación, y por las costumbres locales, hay muchos otros sitios, pero no todas las personas tienen que recurrir a los mismos; es la opinión de Vatsyuyana. […]

[…] Cuando la mujer se sienta de rodillas, se la puede golpear con el puño en la espalda. Entonces, como si estuviera enfadada, ella tiene que imitar el ruido del trueno, llorar, arrullar y devolver el golpe.

Durante la unión, el hombre la golpea entre los senos con el revés de la mano, comenzando suavemente y aumentando según va creciendo la pasión, hasta el clímax. Entonces, cuando se le pega, ella emite el sonido hinn y todos los demás, sin restricción, insistiendo y variando”.

{keyword}

Hasta ahora se había presentado siempre al Kamasutra como un texto escandaloso y pornográfico influido por los ‘hippies’ de los años 60, pero en realidad se escribió como una guía para uso de los caballeros sobre cómo vivir una buena vida y no sólo una lista interminable de pasiones sexuales.

¿Conocías esta otra cara del Kama Sutra? ¿Qué te ha parecido?

¡Comparte la parte oculta del Kama Sutra con todos tus amigos!