La ciencia explica por qué los animales se vuelven ‘locos’ con los eclipses solares y cómo les afecta realmente

Enlace patrocinado

Los eclipses solares totales son un fenómeno tan emocionante que vale la pena dejar todo lo que uno esté haciendo en ese momento para mirar al cielo (con gafas especiales, por supuesto). Sin embargo, entre los muchos espectadores que presencian este tipo de acontecimiento, también se encuentran los innumerables animales salvajes y domésticos que no son capaces de comprender qué es lo que esta sucediendo.

Aunque ver cómo la luz del sol se ve bloqueada por la luna puede ser algo increíble. No deja de ser un poco desconcertante estar en completa oscuridad cuando deberías estar a plena luz del día.

kdshutterman / Shutterstock

Nuestra propia especie estuvo confundida durante mucho tiempo con la naturaleza de los eclipses. De igual forma, esta experiencia debe ser muy extraña para otros animales. Es muy probable que este evento suceda solo una vez en sus vidas, y aunque son escasos los estudios que han analizado sus reacciones, existen numerosos informes que recogen anécdotas de animales que se vieron desorientados por un eclipse solar.

¿Cómo afecta a la fauna salvaje?

Enlace patrocinado
muratart / Shutterstock

Para muchos animales salvajes, un eclipse solar total es algo así como la llegada repentina de la noche. “Las aves consideran que la noche comienza con el ocultamiento del sol y que su regreso significa la llegada de la mañana”, sostenía el ornitólogo del Instituto Max Planck, Wolfgang Fiedler.

Eso significa que muchos pájaros cantores se retiran a sus nidos y comienzan su serenata nocturna. Cuando el eclipse termina unos segundos o minutos más tarde, lo interpretan como si hubiese llegado la mañana, por lo que inician su repertorio matutino. Aunque esta interrupción puede ser muy breve, no pasa desapercibida para los relojes internos de las aves que dictan cosas tan importantes como la migración.

Aunque la mayoría de los informes de animales confundidos con eclipses son meras observaciones anecdóticas, sí que han habido algunos estudios científicos sobre el tema.

Michael C. Gray / Shutterstock
Enlace patrocinado

Durante un eclipse solar total ocurrido en junio de 2001, el astrónomo Paul Murdin analizó la reacción de varias especies silvestres del Parque Nacional de Mana Pools, en Zimbabwe. Al parecer, pudo ver como las palomas y otros pájaros cantores realizaban las rutinas propias al ocaso, se quedaban en silencio como cuando van a dormir y luego volvían a cantar cuando el sol reaparecía.

Los hipopótamos se retiraron al agua como hacen cada la noche. Tras el eclipse tardaron un día entero en recuperar la normalidad. Las abejas, por su parte, regresaron a sus colmenas en las últimas etapas del eclipse y ya no volvieron a salir”, explicaba Murdin.

Durante un eclipse solar total en julio de 1991, unos investigadores estudiaron la reacción de unas arañas tejedoras de México. Al parecer, las arañas actuaron con normalidad hasta el eclipse, en ese momento destruyeron sus redes y comenzaron a reconstruirlas cuando el sol volvió a reaparecer.

Ferdy Timmerman / Shutterstock
Enlace patrocinado

Los animales crepusculares también confunden los eclipses solares con la noche. Los grillos y las ranas comienzan sus recitales del ocaso y los mosquitos comienzan a volar formando enjambres.

La oscuridad de un eclipse solar total no solo detiene la vida de los animales diurnos, si no que también activa a los animales nocturnos. Existen numerosos informes de animales nocturnos como los murciélagos o búhos que se vuelven activos durante el eclipse.

¿Cómo afecta a nuestras mascotas?

{keyword}
Lopezdoriga

Dado que gran parte de la rutinas diarias de nuestras mascotas se ven afectadas por nuestros propios horarios, los eclipses solares y su consiguiente ausencia de luz, suelen desencadenar reacciones relativamente suaves en los animales domésticos.

La ausencia de luz total sólo dura unos minutos como máximo, y un eclipse en sí mismo es silencioso, no hay nada del ruido que típicamente asusta a las mascotas. Aún así, es buena idea tener atadas a nuestros animales si se encuentran al aire libre durante el ocultamiento.

Debido a que los eclipses solares totales son tan raros, la mayor parte de lo que sabemos acerca de las reacciones de los animales sigue siendo anecdótico.

Enlace patrocinado

Aún nos queda mucho por conocer sobre la confusión que producen estos fenómenos astronómicos sobre otras especies. Hay muchas cosas que no sabemos, y muchas otras que directamente sabemos que desconocemos.

¿Tenías idea que los eclipses también afectaban a los animales? Déjanos tu opinión en los comentarios.

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Mother Nature Network
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?