James Cameron fue a juicio por poner de malo a uno de los personajes de Titanic en la vida real

Enlace patrocinado

Titanic es sin duda una de las películas más conocidas del mundo. Cuando James Cameron, su director, la estrenó hace ya más de 20 años, logró once premios Oscar y una recaudación histórica. Pero por desgracia, su éxito no fue un camino de rosas.

A juicio por el personaje de Murdoch en Titanic

{keyword}
20th Century Fox / Paramount Pictures / Lightstorm Entertainment

El personaje de William McMaster Murdoch llevó al conocido cineasta a los tribunales. ¿Os acordáis de quién era? El primer oficial que se suicida en la película después de disparar a un pasajero que trataba de subir a uno de los botes salvavidas.

Como podrás recordar, la imagen que se daba de este personaje no era especialmente buena. Este había accedido al soborno del prometido de Rose (Kate Winslet) y de otros varios pasajeros más para subir al bote a cambio de dinero.

Enlace patrocinado
{keyword}
20th Century Fox / Paramount Pictures / Lightstorm Entertainment

Pues parece ser que el verdadero oficial no tenía nada que ver con el personaje. Y a su sobrina no le pareció bien la imagen que se daba de su tío. “Todos esos hechos son falsos y Cameron lo sabía. Incluso la Fox hizo una donación a la fundación que hay en Escocia con el nombre de mi tío, para reparar su honor”, contó.

Al parecer, en realidad “Murdoch falleció al saltar sobre el pescante de uno de los botes”, según explica el creador de Titanic, Jesús Ferreiro. Las cuerdas se habían quedado atascadas y el oficial las rompió con un cuchillo. Sin embargo, el bote estaba lleno de gente y recibió un golpe que le provocó la muerte de manera instantánea.

{keyword}
Angela George / CC BY-SA 3.0

Por este motivo, Cameron se vio obligado a pedir disculpas en una carta e incluso ir a juicio. Un pequeño cambió en el guión que le salió bastante caro en la realidad.

Imagen de portada: 20th Century Fox / Paramount Pictures / Lightstorm Entertainment
Fuente: ABC
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?