Guedelon, el Castillo que llevan 20 años construyendo a mano con técnicas de la Edad Media

Enlace patrocinado

El Castillo de Guedelon en Borgoña, Francia, es un singular proyecto iniciado en 1997 por Michel Guyot y Maryline Martin. Desde entonces, el proyecto Guedelon se ha convertido en un destino turístico espectacular además del lugar de empleo de docenas de trabajadores.

El insólito proyecto intenta recrear el diseño típico de un castillo medieval siguiendo estrictamente los métodos del siglo XIII, por lo que únicamente se pueden utilizar las técnicas y materiales que albañiles y constructores tenían a su disposición 800 años atrás.

Actualmente las obras están muy avanzadas. Tanto es así que se estima que el castillo se completará en 2023. Curiosamente, el proyecto cuenta con su propia línea temporal. De esta manera, en los anales de Guedelon estamos en el año 1248, por lo que las obras empezaron hace dos décadas, en 1228.

{keyword}
Jacky Naegelen

“La regla es que sólo está permitido usar las técnicas que recogían los documentos que existían en aquel momento”, decía Sarah Preston, una de las guías del proyecto.

Enlace patrocinado
{keyword}
Jacky Naegelen

“Curiosamente encontramos que, aunque sabíamos que estábamos siendo muy precisos, de alguna forma el castillo carecía de alma. Así que inventamos un personaje (el dueño) al que habría cosas que le gustasen y cosas que no, cosas que querría y cosas que odiaría”.

{keyword}
Jacky Naegelen

Este señor ficticio tomaría el nombre de Seigneur Guilbert (el “propietario”), un señor feudal de rango medio, al que se le concedió el derecho de construir su castillo porque apoyó a la corona durante una rebelión en 1226.

{keyword}
Jacky Naegelen

“En cierto momento nos dimos cuenta de que los canteros estaban cortando las piedras para las torres demasiado perfectas, lo cual no habría sido apropiado.”

Enlace patrocinado
{keyword}
Jacky Naegelen

“Esto habría sugerido que Seigneur Guilbert tenía mucho dinero y, por lo tanto, un pequeño ejército en el castillo, lo cual no era el caso”.

{keyword}
Jacky Naegelen

Pese a que en Occidente es un oficio prácticamente desaparecido, los herreros en Guedelon son fundamentales, ya que se encargan de trabajar el hierro.

Enlace patrocinado
{keyword}
Jacky Naegelen

Los obreros construyeron grúas especiales para poder subir las rocas más pesadas a los niveles superiores del castillo.

{keyword}
Jacky Naegelen

Aquellos que quieren hacer algo más que visitarlo pueden trabajar allí varios días. Hay unos 650 voluntarios anuales.

{keyword}
Jacky Naegelen

El proyecto de Guedelon no solo incluye la construcción del castillo, sino que también se están poniendo en pie los hogares de la servidumbre y los edificios cotidianos que habría en un pueblo medieval.

{keyword}
Jacky Naegelen

Se eligió ese emplazamiento porque la mayoría de los materiales de construcción están cerca. Hay rocas para los muros, robles para la madera y agua y arena.

Enlace patrocinado
{keyword}
Jacky Naegelen

Los canteros se dedican a trabajar los ladrillos y las piedras angulares. Es una tarea lenta que requiere de una gran precisión.

{keyword}
Jacky Naegelen

Los constructores no solo se centran en el exterior, sino que también en el interior cuidan hasta el más mínimo detalle. Esta foto es la prueba principal.

{keyword}

¡Sin duda el lugar perfecto para hacer un viaje al pasado! ¿Te lo vas a perder?

¡Comparte la singularidad de este magnífico castillo con todos tus amigos!

Fuente: Guedelon, Theatlantic
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?