El presentador Seth Meyer comparte la historia de cómo su mujer acabó dando a luz en un vestíbulo

Enlace patrocinado

La mayoría de las mamás primerizas pasan días dilatando en la camilla de un hospital hasta que por fin nace su bebé. En cambio otras, casi no tienen tiempo de empujar, no notan contracciones ni dolor alguno, o simplemente todo sucede tan rápido que… ¡sorpresa, ha nacido el bebé!

Muchas mujeres se ven en la desagradable tesitura de no poder llegar al hospital para dar a luz, o este les sorprende en un momento y lugar en que el nacimiento del bebé parece todo un milagro.

Seth Meyeres revela el parto de su mujer

Este fue el caso de la mujer del conocido presentador de televisión Seth Meyers, quien aprovechó un espacio de su Late Night para compartir con todo el mundo la rocambolesca historia que vivió durante el nacimiento de su segundo hijo, Axel Strahl Meyers, este mismo domingo.

Tinseltown / Shutterstock

Enlace patrocinado

Tal y como contaba el propio Meyers, lo que parecía ser un día de fin de semana cualquiera, con su brunch y su paseo por el parque, fue tornándose poco a poco, (más bien, muy rápidamente) en la peor pesadilla de cualquier parturienta.

Todo comenzó con el aviso de su suegra, (quién mejor que una suegra para dar malas noticias, ¿no?), avisándole de que su mujer, Alexis Ashe, estaba de parto. Una vez que tomaron todo lo necesario para ir al hospital y el Uber que habían pedido estaba esperando en la puerta, Alexis supo que su parto no sería como los tradicionales.

Las contracciones habían pasado de ser varias a una sola muy alargada, por lo que una vez llegados al vestíbulo, Ashe estaba más que segura: “No puedo subir al coche. Voy a tener al bebé ya mismo. El bebé está de camino […] El bebé está fuera”.

Enlace patrocinado

El cómico contaba que en un principio intentó convencer a su mujer de que podrían llegar al hospital, pero la insistencia de Alexis hizo que decidieran dejarla en el suelo y desvestirla para ver qué podían hacer. En cuanto echaron el primer vistazo, el bebé ya asomaba la cabeza: “¡La cabeza del bebé estaba fuera!” rememoraba el presentador.

Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos. “Llamé al 911 y durante la conversación que tuve de menos de un minuto dije: ‘El bebé está a punto de nacer. El bebé está naciendo. El bebé ha nacido'”, recordaba Meyers en su programa entre las carcajadas del público. “Pasé de llamar para una emergencia a compartir la noticia con un desconocido. ‘¡Sí, es chico!'”

Por suerte, el parto se desarrolló sin ninguna complicación. Un equipo de bomberos y la policía llegaron a tiempo para asistir a Ashe durante el tramo final del parto y los vecinos de Meyers se mostraron muy voluntariosos para calentar toallas en la secadora que luego darían a la parturienta mientras llegaba la ambulancia. ¡Menudo espectáculo!

Meyers concluyó la inolvidable anécdota acordándose y agradeciendo a todo el mundo que estuvo allí ayudando, todos menos al conductor del Uber: “‘Que le den al conductor del Uber, que encima después de todo me cobró!”.

Enlace patrocinado

¿Te has visto en una situación parecida? ¿Qué crees que harías si te pasase a ti? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

Si no quieres perderte ninguna noticia, asegúrate de activar las notificaciones en nuestra página de Facebook para estar al día de todo lo que sucede, ¿cómo?, Muy Facilito:

¡Comparte esta divertida historia con todos tus amigos!

Enlace patrocinado