¿Dónde he puesto las llaves del coche? Por qué olvidarse de las cosas podría significar que tienes un cerebro especial

Enlace patrocinado

¿Recuerdas si has cerrado o no el coche? ¿No sabes dónde tienes las llaves de casa? ¡Estás de suerte! Tienes un cerebro que funciona a pleno rendimiento, al menos así lo dice la ciencia.

¿Cuántas veces te han dado un recado y en menos de 5 minutos se te ha olvidado por completo? Luego, cómo no, llega la típica reprimenda que nos recuerda lo “olvidadizos” que somos.

Pues bien, al parecer, olvidar detalles sin importancias podría demostrar que nuestro cerebro no para de trabajar, y que además, lo hace correctamente.

Ollyy / Shutterstock

Si te pones a pensar, por alguna razón somos capaces de recordar misteriosamente el día en el que conocimos a nuestra pareja aunque hayan pasado más de 30 años, sin embargo somos incapaces de recordar lo que comimos el día de ayer. ¿Cómo es esto posible?

Enlace patrocinado

La explicación es bien sencilla: nuestro cerebro tiene un mecanismo que separa “el grano de la paja”.

Se trata de una idea que ya ha sido barajada por la comunidad científica, pero ahora sabemos que es cierto gracias a un estudio realizado por la Universidad de Toronto, Canadá, y publicado en Neuron.

Los investigadores encontraron que el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo, la región cerebral ligada a la memoria, parecía promover el olvido de la información inútil de cara a dejar espacio para la información importante.

Tatiana Shepeleva / Shutterstock

Para ello, los investigadores monitorearon el cerebro de 20 adultos mediante resonancias magnéticas funcionales (IRMf) mientras practicaban una prueba de memoria sencilla. Los resultados sugerían que somos capaces de recordar con más facilidad información contradictoria en lugar de información repetida o banal.

Enlace patrocinado

“Solemos idealizar como verdaderos genios a la gente que nos aplasta jugando al Trivial, pero la función de la memoria no es ser capaz de recordar quién ganó el Premio Nobel de Medicina de 1995”, argumentó el profesor Blake Richards, autor del estudio, evidenciando que el heroísmo cotidiano de programas como ‘Saber y Ganar’ tiene una enseñanza malsana.

El cometido de la memoria es conseguir que tome decisiones basadas en circunstancias relevantes, y un aspecto importante a la hora de tomar esas decisiones es poder olvidar cierta información”, explicó el profesor Richards.

file404 / Shutterstock

Olvidar las cosas carentes de interés tiene varios beneficios. Por un lado, el cerebro necesita deshacerse de la información vieja e inútil, como por ejemplo una contraseña antigua. Si el cerebro estuviese recordando constantemente cosas antiguas que ya no necesitamos, nos resultaría más difícil tomar decisiones concretas.

Enlace patrocinado

Por otra parte, también nos facilita la generalización de eventos anteriores, como múltiples visitas a una tienda, en lugar de recordar cada detalle específico de cada visita.

Richards y Frankland realizaron un experimento en el que intentaban demostrar esta teoría. Para ello, hicieron que unos ratones buscasen la salida de un laberinto una y otra vez. Curiosamente, si la salida cambiaba de posición, los ratones la encontraban más rápidamente si estaban drogados de manera que olvidasen su situación anterior.

jakkapan / Shutterstock

Así que la próxima vez que te machaquen jugando el Trivial, no te preocupes. Seguramente se deba a que tu cerebro está concentrado en almacenar información más útil.

Quizás el análisis de Richards no haga que la ciencia cambia de paradigma, pero aporta pruebas que apoyan la idea de que olvidar es de gran utilidad.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Iflscience, Neuron, University of Toronto, NewScientist
Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?