9 Cosas que deberían quedar bien claras sobre el Consentimiento sexual

Por desgracia, vivimos en una sociedad que naturaliza la violencia sexual contra las mujeres. Seguimos creyendo que las violaciones y los abusos son solo aquellos que incluyen golpes o agresiones físicas directas. Sin embargo, nos cuesta creer que existan relaciones sexuales no consentidas en parejas consolidadas, sin golpes ni brutalidades.

Y el motivo es que cada día, cada vez que aparece el caso de una mujer violada, escuchamos voces que culpabilizan a la víctima, por no reaccionar de forma brusca, por haber empezado la conversación o por llevar la falda demasiado corta.

Eso demuestra que sigue habiendo muchas personas que no entienden lo que significa el consentimiento sexual, y que ni siquiera saben lo que es una violación.

9 Conceptos que todo el mundo debe saber sobre el consentimiento sexual

No significa NO

Antonio Guillem / Shutterstock

No significa no, pero si no hay sí, también significa no. Antes de mantener cualquier tipo de relación sexual, ya sean besos, tocamientos, sexo oral, penetración, o lo que sea, asegúrate que la otra persona haya dicho “sí”. Que no dijo “no” no sirve de excusa.

Tenemos derecho a cambiar de opinión

VGstockstudio / Shutterstock

Que en alguna ocasión hayáis hablado de acostaros juntos, no significa que una vez que llegue el momento tenga la obligación de hacerlo. Todos tenemos derecho a cambiar de opinión. Si esto ocurre puedes preguntarle qué le ha hecho decidir que no quiere hacerlo, pero jamás presionarla o enfadarte por ello.

No sé no significa sí

Este sencillo vídeo expresa de forma muy clara y precisa lo que significa el consentimiento sexual, comparando el sexo con una taza de té. Un no sé no es un sí. No tienes ningún derecho a enfadarte si al final no quiere tener sexo contigo.

Si no está en en sus plenas facultades, no puede decidir

astarot / Shutterstock

Si tu pareja o la persona que has conocido está dormida o borracha, de forma que no es plenamente consciente de lo que hace, no está en situación de decidir si quiere o no acostarse contigo. No dirá que “no”, pero tampoco que “sí”. No tienes derecho a interpretar su silencio, y si lo haces estarás abusando sexualmente de ella.

Dormido no se puede decidir

Ollyy / Shuttestock

Si ya habíais empezado a tocaros y besaros, pero el alcohol o las drogas han hecho que se quede dormida, no tienes ningún derecho a seguir. Da igual si antes de dormirse te había dicho que sí. Déjala dormir o despiértala, solo entonces podrá decidir lo que quiere hacer.

Amenazado o coaccionado no es consentimiento

andriano.cz / Shutterstock

Si chantajeas a la otra persona, la amenazas o la coaccionas, sea de la forma que sea, la estás violando o abusando sexualmente de ella. La única forma de tener sexo consentido es que ella quiera hacerlo en plenas facultades y sin nada que la presione.

Que haya querido una vez, no significa que vaya a querer siempre

Dmitri Ma / Shutterstock

Da igual las veces que os hayáis acostado juntos, querer una vez no es querer para siempre. Aunque os conozcáis o seáis pareja, tienes que asegurarte de que quiere tener sexo contigo cada vez que vayáis a hacerlo.

Aunque parezca que puede cortar el rollo, comunicarnos de forma clara con las personas que vayamos a tener relaciones sexuales hará que estas sean mucho más sanas y placenteras para todos.

Que quiera sexo contigo, no quiere decir que quiera con alguien más

En el sexo está todo permitido, siempre y cuando todos los participantes lo quieran. Sin embargo, no des por hecho que si te enrollas con una chica delante de tu amigo, él también tiene derecho a estar con ella.

Puede que un trío con dos amigos sea la fantasía de algunas chicas, pero ambos tenéis que aseguraros de que es así. Nunca des nada por supuesto.

Su forma de vestir o de moverse no significan “sí”

Universal Pictures

Por mucho que una chica se te acerque o te “provoque”, algo que cada uno puede interpretar de forma distinta, no quiere decir que tienes vía libre para acostarte con ella. Sigues necesitando un sí para lanzarte al sexo con ella.

Creo que el concepto es bastante claro. No sirve un no sé, no sirve que estaba dormida o borracha, que no dijo que no o que una vez quiso. Si una chica no te dice explícitamente, de forma consciente y libre que quiere tener sexo contigo, no puedes tenerlo. De lo contrario, se trata de una violación.

Imagen de portada: Antonio Guillem / Shutterstock
Fuente: codigonuevo / muhimu / eldiario