8 Cosas que deberíamos hacer para no preocuparnos por no ser lo “suficientemente bueno” en la cama

Syda Productions / Shutterstock

Aunque el sexo sea un instinto básico del ser humano, puede llegar a ser muy complicado para algunas personas. Y lo peor es, que en la mayoría de los casos cuesta mucho pedir ayuda para solucionar los problemas entre las sábanas.

Ya sea por malas experiencias en el pasado, por miedo o anticipación sobre futuros encuentros, lo cierto es que no todo el mundo puede disfrutar plenamente de su vida sexual debido a la ansiedad que genera estar siempre pensando en si somos “lo suficientemente buenos”.

¿Cómo dejo de preocuparme por ser bueno en el sexo?

Photographee.eu / Shutterstock

Ser “lo suficientemente bueno en la cama” es una preocupación de muchas personas, sin embargo, pocos saben exactamente lo que significa “suficientemente bueno”. El rendimiento rara vez es lo más importante en un encuentro sexual, y preocuparse excesivamente por este puede arruinarlo todo.

Estar ansioso durante el sexo es una sensación desagradable, pero por desgracia no poco común. Personas de todas las edades, experiencia y género pueden verse afectados por este tipo de problemas. Sin embargo, la buena noticia es que hay muchas formas de superarlo.

Infórmate sobre tu ansiedad

Ya que has identificado lo que te hace sentir tan nervioso sobre el sexo, comienza a investigar sobre el tema. ¿Estás preocupado por tu rendimiento en la cama? Existen infinidad de consejos sexuales que pueden ayudarte a sentirte mucho mejor en este aspecto.

No te sientas obligado a hacer nada

Syda Productions / Shutterstock

Nunca te sientas obligado a hacer algo que no te apetece. Si tu pareja quiere hacer algo para lo que no estás listo o que no te gusta, díselo. Si el miedo a ser presionado a hacer algo que no quieres hacer te hace temerle al sexo con tu pareja, es hora de que defiendas tu vida sexual. Y si tu pareja no está de acuerdo contigo, es hora de encontrar a alguien que respete tus preferencias.

Comunícate

gpointstudio / Shutterstock

La mejor forma de mejorar tu vida sexual, superar la ansiedad y empezar a sentirte cómodo entre las sábanas, es hablarlo con tu pareja abiertamente. Puede ser un poco difícil al principio, pero os ayudará a fortalecer vuestra relación y te ayudará a sentirte más seguro.

Tómatelo con tranquilidad

Dependiendo de la gravedad de tu ansiedad sexual, es posible que tardéis días o incluso semanas en llegar a tener una relación sexual completa. Es importante que vayas despacio, y que empecéis desde el contacto no sexual hasta alcanzar la interacción física más íntima. Cuando eres tú quien controla la velocidad, es más fácil sentirte a gusto.

Haz lo que más disfrutes

gpointstudio / Shutterstock

Tu orgasmo es importante, y nadie tiene derecho a decirte lo contrario. No se trata de ser egoísta, pero cuanto más disfrutes, menos te vas a preocupar por tus “imperfecciones” o por todo lo que podría salir mal.

Ríete

Nemanja Novakovic / Shutterstock

Cuando estás ansioso, probablemente reír sea lo que menos te apetezca. Sin embargo, ayuda a aliviar el estado de ánimo y condiciona tu mente para que te des cuenta de que tus complejos tienen menos importancia de la que crees. Además, numerosos estudios aseguran que la risa puede reducir la hormona del estrés y aumentar las de la felicidad.

Ignora los medios

sakkmesterke / Shutterstock

La mayoría del contenido sexual que encontramos tanto en el cine como en la pornografía están especialmente diseñadas para facilitar el orgasmo masculino, y distan mucho de la realidad. Sobreexponerte a ideas erróneas sobre sexo no es saludable, así que nunca trates de comparar tu cuerpo y tu rendimiento con el que ves en los medios.

 

Ten sexo en solitario

oneinchpunch / Shutterstock

Cuando te masturbas, tienes el control de todo, puedes experimentar nuevas cosas y ver qué es lo que mejor funciona para ti.  De forma que a la hora de mantener relaciones sexuales con otra persona te resultará más fácil. Además, la masturbación libera químicos que te hacen sentir bien en tu cerebro, como la dopamina, así que es una forma de sentirte mejor.

Deje a un lado los genitales y los orgasmos, relájate y disfruta de los momentos en sí mismos. Comunícate, y haz del sexo un juego. Quitándote la presión de buscar el “mejor sexo de todos los tiempos”, es más fácil que lo encuentres.

Imagen de portada: Syda Productions / Shutterstock
Fuente: melmagazinerelatebustle

Y tú, ¿Qué opinas?