7 Típicas Lesiones que ocurren durante las relaciones sexuales y que pocos tenemos en cuenta

En Gran Bretaña, aproximadamente un tercio de la población ha sufrido alguna lesión durante el acto sexual. Pero esto no es solo cosa de los anglosajones, le ocurre a muchas parejas en todas las partes del mundo, que con el afán de experimentar cosas nuevas en el terreno sexual, añaden juegos, nuevas posturas,… que si no se tiene cuidado, pueden terminar de la forma que menos esperabas.

Las lesiones más comunes que puedes sufrir durante el sexo

Hematomas

g-stockstudio / Shutterstock

Caerse de la cama, un golpe contra la pared o el cabecero, este tipo de casos que se producen a menudo durante las relaciones sexuales pueden hacer que terminéis con un buen moretón. Sin embargo, según un estudio, el 40% de las personas no se dan cuenta de que se ha hecho una lesión hasta el día siguiente.

Fractura de pene

Kaspars Grinvalds / Shutterstock

Aunque mucha gente no lo sepa, el pene se puede romper, aunque sea un órgano sin hueso. La rotura se produce cuando el miembro está en erección y recibe un impacto o torsión, por ejemplo, una práctica sexual violenta.

Es muy doloroso ya que el revestimiento del cuerpo cavernoso se rompe, por lo que la erección desaparece rápidamente y el miembro empieza a adquirir otra tonalidad.

Contracturas

En los encuentros sexuales, muchas personas se dejan llevar y se aventuran en “acrobacias” y complicadas posturas sexuales que pueden acabar en lesiones musculares como contracturas, esguinces o dislocaciones. Al igual que ocurre con los hematomas, la excitación del momento hace que no nos demos cuenta, pero al rato sentirás una intensa molestia y la zona se empezará a hinchar.

Desgarro vaginal

Marina Fedosova / Shutterstock

Es la lesión sexual más común de todas. La notarás rápidamente si empiezas a sangrar mucho o sientes un intenso dolor. La principal razón por la que suele ocurrir es porque la chica no está bien lubricada.

“Objetos extraños”

sirtravelalot / Shutterstock

Todos hemos escuchado alguna historia de casos en los que alguien ha tenido que ir a urgencias con algún objeto extraño introducido en el ano o en la vagina. Lo más común son tampones, condones o algún juguete sexual. Pero si se trata de otro tipo de objetos, el problema se puede complicar bastante.

Dispareunia

Photographee.eu / Shutterstock

Al igual que el desgarro vaginal, una de las lesiones más comunes durante las relaciones sexuales. También conocida como coitalgia, es un dolor o molestia que puede ocurrir antes, después o durante la penetración y que suele provocar una irritación vaginal. La dispareunia femenina es mucho más habitual que la masculina.

Infecciones urinarias

aradaphotography / Shutterstock

Aunque también pueden deberse a otro tipo de causas que afecten al sistema inmunológico, las infecciones del tracto urinario suelen darse cuando las personas tienen una mayor actividad sexual. Son muy dolorosas y sus síntomas: ardor al orinar, necesidad constante de miccionar o dolor permanente en la vagina, son muy desagradables.

La excitación y la pasión del momento nos suele nublar la mente y no dejarnos ser cuidadosos en algunos aspectos. Aún así, hay que tener cuidado porque ciertas lesiones pueden llegar a ser peligrosas.

Imagen de portada: Antonio Guillem / Shutterstock
Fuente: elconfidencial / cosmoenespanol / soycarmin