7 Razones por las que deberíamos estar todo el día en la cama y haciéndolo sin parar

Pocas sensaciones son equiparables al placer sexual. Para practicarlo no deberías necesitar excusas, pero si aún así quieres un empujoncito extra que te motive a hacerlo más a menudo, y no tienes suficiente con el amor, el placer, o la concepción, la revista TIME te da otros 7 motivos que estamos seguros de que te convencerán.

7 Razones para tener más encuentros sexuales más a menudo

Puede protegerte contra el cáncer

{keyword}

Según un estudio de la Universidad de Boston de Salud Pública, la eyaculación frecuente disminuye el riesgo de cáncer de próstata. Descubrieron que los hombres de entre 20 y 29 años tenían un 19% menos de probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata si eyaculaban 21 o más veces cada mes. El beneficio es aún mayor entre los 40 y los 49 años, donde la reducción fu del 22%.

En el caso de las mujeres, un estudio francés encontró que las mujeres que tenían relaciones sexuales al menos una vez al mes, tenía menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama que aquellas que no lo hicieron.

Fortalece tu corazón

{keyword}

Los hombres que tienen relaciones sexuales dos o tres veces por semana tienen una tasa significativamente menor de enfermedad cardiovascular que los que las tienen con menos frecuencia, según un estudio publicado en el American Journal of Cardiology.

Por un lado, el sexo contribuye a la actividad física necesaria para proteger el corazón; y además favorece a tener una relación íntima, y por lo tanto, más feliz tanto física como emocionalmente.

Reduce la presión arterial y los niveles de estrés

En un estudio escocés de 2005, registraron la actividad sexual de voluntarios durante dos semanas y les asignaron tareas que les inducían a la ansiedad.

Aquellos que habían mantenido relaciones sexuales durante ese tiempo experimentaron picos de presión sanguínea más pequeños y se recuperaron más rápido que los que no; además de que supieron manejar el estrés de manera más efectiva.

Te ayuda a dormir

Ollyy / Shuttestock

Tras el orgasmo, llega el período refractario en el que el cuerpo de relaja. En este momento se libera, entre otras, una hormona llamada prolactina, que favorece a la somnolencia, y que suprime la dopamina, un neurotransmisor que te ayuda a sentirte despierto.

Quema calorías

Jacob Lund / Shutterstock

El sexo puede fortalecer el tono muscular, aumentar el ritmo cardíaco y hacer funcionar el cuerpo. De acuerdo con un estudio de 2013 en el que los voluntarios usaron rastreadores de actividad mientras realizaban la acción, los hombres quemaron aproximadamente 101 calorías por una sesión de 25 minutos, y las mujeres unas 69.

Alivia el dolor

Nikodash / Shutterstock

Un estudio de la Universidad de Münster ha decidido acabar con la excusa de “me duele la cabeza” y ha descubierto que el sexo puede ser más efectivo que algunos analgésicos para combatir la cefalea y las migrañas.

El motivo podría ser que durante el orgasmo se libera una enorme cantidad de endorfinas que tienen un poderoso efecto analgésico y combaten con gran efectividad el dolor.

Aumenta la inmunidad

Aleksandra Suzi / Shutterstock

Según un estudio de la Universidad de Wilkes, mantener relaciones sexuales semanalmente estimula el sistema inmunitario y brinda protección contra el resfriado común. Descubrieron que los estudiantes que tenían relaciones sexuales una o dos veces por semana tenían un 30% más de IgA (inmunoglobulina A), un anticuerpo que ayuda a combatir los virus, que aquellos que no las mantenían.

Así que si todavía no habías encontrado las “excusas” necesarias para mantener relaciones sexuales más a menudo, aquí las tienes. ¿Por qué no disfrutar a la vez que mejoras tu salud física y mental?

Fuente: time / menshealth / health