6 Trucos infalibles para hacer que ella llegue al orgasmo usando sólo las manos

Roman Samborskyi / Shutterstock

La mayoría de los hombres piensa que es el tamaño del pene o su grosor lo que ayuda a que una mujer alcance el orgasmo. Sin embargo, no podían estar más equivocados. Es cierto que cada mujer es un mundo y a cada una le excita una cosa diferente; pero en la mayoría de los casos, el órgano clave para conseguir el clímax es el clítoris.

Empezando por aquí, hay ciertos aspectos que debes conocer para volver loca de placer a una mujer solo con tus manos.

Consejos para hacerla llegar al orgasmo solo con las manos

Conoce su anatomía

pathdoc / Shutterstock

Como ya hemos dicho, el clítoris es el centro del placer sexual femenino, ya que tiene alrededor de 8.000 terminaciones nerviosas. Pero no es lo único. No debes olvidarte del resto y no tienes que precipitarte e ir directamente hacia él.

Por eso, lo primero que tienes que hacer es conocer su zona íntima, donde se encuentran los labios internos y externos, el clítoris y la vulva. Todas estas áreas son sensibles.

Aprende lo básico

Majdanski / Shutterstock

Hay muchas formas de masturbar a una chica, pero a veces no sabes por cual decantarte. Según una investigación, las mujeres son más propensas a alcanzar el orgasmo cuando se les acaricia el clítoris diagonalmente.

Además de que necesitan un cierto tiempo para excitarse y requieren de una estimulación repetitiva y consistente para alcanzar el clímax. De media, tardan unos 20 minutos en llegar al orgasmo.

Usa lubricante

White bear studio / Shutterstock

Cuanto más suave y deslizante esté la zona, más satisfactoria será la fricción. Aunque creas que la lubricación natural es suficiente, un poco de lubricante nunca viene mal, sobre todo al principio.

Escúchala

Marina Fedosova / Shutterstock

Es importante que estéis “conectados”, y que te vayas fijando en los detalles de su reacción, en sus gestos, en los sonidos que hace y en las cosas que te diga. Si gime, respira más profundamente o te dice que le gusta, vas por el camino correcto.

Además, cuando veas que algo le gusta especialmente, recuérdalo para poder repetirlo la próxima vez. Escuchar a tu pareja y aprender a interpretar su lenguaje corporal es clave para cualquier tipo de encuentro sexual.

Los pechos

carlo dapino / Shutterstock

Como bien hemos dicho antes, no solo hay que centrarse en el clítoris, pero tampoco exclusivamente en el área genital. Los pechos son una de las zonas erógenas más potentes de las mujeres, y muchas incluso llegan al orgasmo a través de ellos, sin la necesidad de estimulan ningún elemento más.

Así que no te olvides de ellos, acarícialos, masajéalos, juega con sus pezones y hazla disfrutar.

Encuentra sus favoritos

Svitlana Sokolova / Shutterstock

Prueba diferentes técnicas y ve tomando nota de lo que más y lo que menos le gustó. Después, trata de responder a estas preguntas, aunque solo sea mentalmente:

  • Su movimiento favorito
  • La cantidad de dedos que le gusta
  • La velocidad que prefiere
  • El nivel de presión que funciona

Masturbar a tu pareja, al igual que cualquier otra práctica sexual, es una cuestión de práctica, confianza y comunicación. Si las tres funcionan, no tendréis ningún problema para que ella llegue al orgasmo. ¿A qué esperáis para empezar a probar?

Imagen de portada: Roman Samborskyi/ Shutterstock
Fuente: cosmoenespanol / proyecto-kahlo / bustle / thehealthsite