5 Razones por las que somos tan gordos y tenemos siempre hambre a todas horas

Enlace patrocinado

Todos hemos atracado la nevera en más ocasiones de las que nos gustaría reconocer y no siempre es por tu culpa. Por fin los científicos se ponen manos a la obra para intentar explicar algo que de verdad todos necesitamos saber. ¿Por qué tengo hambre a todas horas?

Descubre los motivos por los que siempre tienes hambre

Hormonas a parte, la pérdida del control del apetito tiene unos motivos y detonantes muy difíciles de solucionar, pero hoy te traemos las claves para que empieces a controlar tus atracones. No existen los milagros, pero en el conocimiento está el poder, y sabiendo esto podrás, por fin, cerrar la boca.

Rutina de sueño

{keyword}
staticflickr

Enlace patrocinado

A estas alturas, ya todos deberíamos saber que una buena rutina de sueño es la piedra angular de cualquier vida ordenada y saludable. La falta de sueño nos empuja a comer más compulsivamente en el intento de cubrir, ya que no puedes dormir, otra de las necesidades básicas. Además, no solo comes más con sueño, sino que tus elecciones alimenticias son peores.

Comes demasiados carbohidratos refinados

El pan, la pizza y la pasta, tienen algo en común, además de estar deliciosamente sabrosas. Son fácil y rápidamente quemadAs por tu cuerpo, lo que producen un rápido pico de azúcar en sangre, pero todo lo que sube, baja, y si sube rápido, baja aún más rápido.

Consumiendo este tipo de alimentos, entras en un ciclo de sensación de saciedad/hambre de la cual es muy difícil de salir a menos que empieces a introducir alimentos menos procesados, como legumbres, frutas y alimentos de grano completo.

Enlace patrocinado

Bebe más agua

{keyword}

Un vaso de agua antes de comer dicen que calma el estómago y comes menos. Una de las leyendas más extendidas en el mundo de las dietas milagro. No sabemos hasta qué punto esto es cierto, pero el poder de la mente es infinito, si te lo crees, seguro que funciona.

Lo que si es cierto es que la mayoría de personas, alrededor de un 60%, confunden la sed con el hambre, así que la próxima vez que sientas que te mueras de hambre, prueba con un vaso de agua, quizás saciar tu sed ayude con el hambre.

Enlace patrocinado

Come más grasas “buenas”

{keyword}

Sí, hay grasas buenas y grasas malas y nuestro cuerpo, igual que necesita carbohidratos, azúcares y proteínas, también necesita grasa, solo que con moderación. Si comes alimentos bajos en grasas, estarás alimentándote de azúcares para saciarte, pero estas se metabolizan más rápido y la sensación de hambre volverá mucho más pronto.

El pescado, aguacate y huevo son las principales fuentes de grasas buenas.

Di adiós al estrés

{keyword}

Una de las vías de escape más comunes y menos sanas para aliviar el estrés es darte un atracón. No olvides que no tienes hambre, solo estás estresado y debes centrarte en resolver las fuentes de ese problema en lugar de refugiarte en la comida.

Enlace patrocinado

¿No es fantástica la ciencia? Por fin nos trae algo de luz a la oscuridad que nos rodea mientras nos ponemos las botas.

Comparte con tus amigos esta útil información para que no se dejen llevar por sus instintos.

Fuente: didyouknowfacts
Enlace patrocinado