5 Cosas que puedes hacer para excitar a una mujer sin tener que recurrir a la penetración

Roman Samborskyi / Shutterstock

Todavía hay muchas parejas que creen que el punto culminante del sexo es la penetración, pero lo cierto es que se puede llegar al orgasmo sin recurrir a ella.

Existen otras muchas técnicas, por medio de las caricias, los besos o la estimulación de ciertas zonas erógenas que pueden hacer que una chica sienta gran placer.

Con esto, no queremos decir que la penetración no sea una parte importante de las relaciones sexuales, simplemente que hay otras formas de excitar a una mujer sin recurrir necesariamente a ella.

Photographee.eu / Shutterstock

Pasos para excitar a una mujer sin acudir a la penetración

Lo más importante es conocer las zonas erógenas del cuerpo femenino: el cuello, los pechos, los lóbulos de las orejas, los labios,… Para cada mujer pueden ser diferentes, por eso es importante que las averigües.

Una vez las conozcas, existen cuatro formas clave de excitar a una mujer sin penetración: sexo oral, roce, masturbación directa y estimulación de los senos.

Sexo oral

Photographee.eu / Shutterstock

Puedes comenzar por los labios mayores, un movimiento que probablemente excitará mucho a tu chica. Pero los labios menores también son un punto muy sensible que puedes acariciar con la lengua o los labios. Siempre sin olvidar que el clítoris es un punto de enorme cúmulo de placer.

Roce

gpointstudio / Shutterstock

El roce del clítoris también puede ser una buena forma de excitar a una chica. Sin embargo, hay un punto erógeno que muy pocos hombres tienen en cuenta y que si se estimula bien, puede ofrecer un gran placer. Es el perineo, el área de piel que se ubica entre el ano y la vagina. Acaríciala suavemente con los dedos.

Masturbación directa

Jacob Lund / Shutterstock

La vagina suele estar considerada la zona genital femenina completa, sin embargo es solo es orificio. Y es un punto, que si es bien estimulado, también puede resultar muy placentero. Si consigues encontrar el punto G de tu chica, y estimularlo con el dedo, es muy probable que consigas que alcance el orgasmo.

Estimulación de los senos

Dean Drobot / Shutterstock

Y por supuesto, los senos nunca deben pasarse por alto. Cuidado no los acaricies con demasiada fuerza. Hay mujeres a las que les resulta más excitante la estimulación de esta zona que a otras, pero siempre es importante prestarles atención.

Aplica estos consejos con tu pareja y verás como la haces disfrutar sin la necesidad de recurrir siempre a la penetración. En la variedad está el gusto. Haz que el sexo sea diferente cada día.

Imagen de portada: Roman Samborskyi / Shutterstock
Fuente: uncomo / desdelaplaza / salud180