3 Formas infalibles para conseguir el súper orgasmo femenino del que todos hablan

PhotoMediaGroup / Shutterstock

 Hay orgasmos, y después están los súper orgasmos, esos que no se acaban, que te hacen temblar las piernas y flotar en las nubes. Todas las mujeres buscan tener un orgasmo épico, pero no siempre saben la forma de conseguirlo.

Cada mujer es un mundo y lo que a una puede resultarle muy placentero, a otra puede parecerle incluso desagradable. Sin embargo, hay ciertas técnicas, experimentos y posiciones que pueden hacer que alcances el éxtasis. Pero no un orgasmo cualquiera, sino un súper orgasmo que te lleve a un placer que ni siquiera imaginas.

Tres formas para que una mujer logre tener el orgasmo de su vida

Punto G

Lo primero que hay que hacer es conseguir descubrir dónde está. El punto G se sitúa en la pared interior de la vagina, detrás del hueso del pubis, normalmente entre la entrada y el fondo de la vagina.

{keyword}
wikimedia

Un truco, el punto G es más sensible si primero se estimula el clítoris. Así que empieza por éste, y una vez que te centres en el punto G, tendrás que hacerlo de forma más prolongada e intensa, con movimientos de vaivén o circulares.

VGstockstudio / Shutterstock

Puedes hacerlo sola o con tu pareja. Si te decantas por la segunda opción, con el hombre desde atrás, estando tú encima o con el clásico misionero pero con las piernas hacia arriba, lograrás alcanzarlo.

Sexo oral

Los besos y las caricias en el clítoris hacen que la mayoría de las mujeres “suban al cielo”.

Lo ideal es empezar con juegos de precalentamiento que hagan que te excites, lubriques y el clítoris empiece a aumentar su tamaño. Lo siguiente sería, con la lengua, id acariciando los labios interiores de la vagina, hasta llegar al clítoris.

Lighthunter / Shutterstock

Una vez alcanzado, hay que ir intercalando movimientos rápidos y lentos con la lengua, de izquierda a derecha, incluyendo succiones y pequeños golpes con la lengua. Llegado a este punto, probablemente ya te empiecen a temblar las piernas…

Masturbación

La estimulación indirecta sobre el clítoris es la técnica más efectiva para llegar al orgasmo. Con el dedo índice, presiona con movimientos circulares sobre tu clítoris, ejerciendo un poco de presión. Después repite este mismo movimiento pero algunos milímetros arriba del clítoris. Estarás estimulándolo indirectamente y de esta manera, el placer irradiará toda la zona.

{keyword}
Giphy

Para lograr un placer todavía más intenso, dile a tu pareja que te masturbe mientras te penetra y que utilice la dos manos a la vez. Así podrá tocar varios puntos de placer al mismo tiempo y una felicidad orgásmica se apoderará de ti.

Como bien hemos dicho al principio, cada mujer es un mundo, así que busca la forma de hacerlo que más te guste, y sea la que sea, aprovéchala al máximo.

Imagen de portada: PhotoMediaGroup / Shutterstock
Fuente: nuevamujer / larepublica / enfemenino