3 de las Formas más placenteras que existen para excitar estimular el clítoris hacer que se pongan a 100

La mayoría de los consejos sexuales que encontrarás en Internet se refieren al clítoris como un “botón mágico”. Como consecuencia, la mayoría de los hombres ignoran que ese pequeño bulto situado encima de la vagina es solo la punta del iceberg.

Y es que, en realidad, el clítoris se extiende hacia atrás y se ramifica en una forma de horquilla que envuelve la parte frontal y los lados de la vagina. La estructura total llega a medir aproximadamente unos 10 centímetros de largo.

Por suerte para ti, eso significa que existen muchas maneras de estimular la parte más sensible del cuerpo de tu chica.

A continuación te mostramos 3 maneras de hacer que una mujer se retuerza de placer paso por paso:

No solo hay que concentrarse en el “botón mágico”

{keyword}

Muchos chicos se concentran en el glande del clítoris (el “nudo”) y empiezan a tocarlo como si fuese el joystick del mando de la consola. Sin embargo, el área justo encima del glande es un lugar aún más atractivo para muchas mujeres.

La estructura que sigue al glande del clítoris se encuentra tan cercana a la piel que incluso se puede palpar: se siente como un cordón pequeño. Una vez que la encuentres, usa tu dedo índice y tu dedo corazón para frotarla haciendo pequeños movimientos circulares, movimientos de ida y vuelta o usar tu lengua.

Conoce el monte de venus

{keyword}

Como ya deberías saber, el área en forma de triángulo donde crece su cabello público se llama mons pubis, o monte de venus. Cuando presionas esa zona, puedes estimular las partes internas de su clítoris.

Usa la palma de la mano para estimular la parte interna del monte de venus mientras usas los dedos para jugar con su glande. Durante el coito, presionar el monte de Venus puede ayudarla a llegar al límite del placer.

Toma el camino de atrás

{keyword}

La presión profunda de la pared frontal de su vagina puede estimular las raíces internas ultrasensibles de su clítoris, las cuales se encuentran al otro lado de la pared vaginal. De hecho, esta puede ser la razón por la que presionar su punto G resulta tan placentero.

Una vez que esté excitada y húmeda, introduce un dedo o dos en su vagina y masajea lentamente la pared frontal. También puedes apuntar a este punto dulce durante el coito con posiciones como la mujer encima o la penetración por atrás.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Menshealth