12 Cosas que le ocurren a las personas que sufren por Gaslight, el abuso emocional de tu pareja

Enlace patrocinado

Si repites una mentira lo suficiente se termina convirtiendo en una verdad. Ese es el secreto del “Gaslighting”, un patrón de abuso emocional en la que la víctima es manipulada para que llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria.

¿Qué es el gaslighting?

Rawpixel.com / Shutterstock

Inspirado en las películas de 1940 y 1944 “Gaslight”, donde un hombre manipula sistemáticamente a su mujer para hacer que crea que está loca, el término “Gaslighting” es actualmente muy utilizado para describir el comportamiento que es intrínsecamente manipulador.

El gaslighting es una forma de abuso emocional que poco a poco merma la capacidad de tomar decisiones de un individuo. Esencialmente, un gaslighter utiliza palabras y acciones negativas, dañinas o destructivas a su favor, desviando la culpa de sus actos abusivos hacia otra persona.

Enlace patrocinado

Con el tiempo, esto hace que la víctima se sienta paranoica, mentalmente inestable, boba, desquiciada y muchas otras sensaciones que le hacen dudar de sí misma y dependiente de su propio verdugo.

SvetaZi / Shutterstock

Se trata de una actividad comúnmente adoptada por personas psicópatas, sociópatas y narcisistas que tiende a devorarte lentamente hasta que te das cuenta de que eres solo una sombra de la persona que eras antes.

En sus formas más leves, el gastlighting crea una dinámica de dominio en una relación, en la que la víctima está sujeta al escrutinio, al juicio y a continuas microagresiones irrazonables por parte del agresor. En el peor de los casos, el gaslighting constituye una forma severa de control mental y abuso psicológico.

El filme de drama y misterio fue una ventana oportuna para que muchos comprendieran las razones de por qué la violencia de género se convierte, tan fácilmente, en un círculo del que es casi imposible escapar.

Enlace patrocinado

Este tipo de torturas mentales desorientan a la víctima y la extravían entre la realidad y los argumentos infundados de quien la presiona constantemente para trastornarla. Depender del mismo agresor parece ser la única salida.

Jan H Andersen / Shutterstock

Las personas que sufren este tipo de abuso psicológico:

  • Se preguntan varias veces al día: “¿Me tomo las coas demasiado a la tremenda?”
  • A menudo se sienten confundidos e incluso locos.
  • Siempre están disculpándose con su pareja.
  • No pueden entender por qué, con tantas cosas aparentemente buenas en tu vida, no consiguen ser felices.
  • Inventan excusas para justificar el comportamiento de su pareja con amigos y familiares.
  • Saben que algo va terriblemente mal, pero no pueden expresar qué es.
  • Mienten para evitar estar en desacuerdo con lo que dice su pareja.
  • Tienen problemas para tomar decisiones simples.
  • Tienen la sensación de que solían ser una persona muy diferente: más segura, más divertida, más relajada.
  • Se sienten sin esperanza y sin alegría.
  • Enlace patrocinado
  • Sienten que no pueden hacer nada bien.
  • Se preguntan si son una persona “lo suficientemente buena” para su pareja.
fizkes / Shutterstock

Algunas actitudes, por más inofensivas que parezcan, pueden ser parte de una manipulación peligrosa con la que muchos confunden al “amor”. Fingir que el otro no sabe expresarse para convencerlo de que sus argumentos no son válidos, cambiar fechas de eventos para confundir a la pareja, negar los hechos, cambiar el tema, ridiculizarla frente a otros, acusarla sin motivos, devaluar su opinión, entre otras cosas son motivos suficientes para reconocer que existe una relación basada en el gaslight.

Una relación amorosa sana debe aportar felicidad y bienestar, que nadie te convenza de lo contrario.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Enlace patrocinado

Y tú, ¿Qué opinas?